Goran Huskic finaliza su vinculación con el Hereda San Pablo Burgos cerrando así una etapa que se inició en el mes de agosto de 2016. Fue entonces cuando el pívot se incorporó a la disciplina castellana en LEB Oro para convertirse en una referencia en la consecución del perseguido objetivo de alcanzar la acb, alzándose como uno de los héroes del ascenso bajo la dirección de Diego Epifanio ‘Epi’.

El serbio completó dos grandes temporadas en los primeros pasos del equipo burgalés en la Liga Endesa, pero tuvo la mala fortuna de caer lesionado en su tercer curso defendiendo la elástica del Hereda San Pablo Burgos, ya con Joan Peñarroya a los mandos del banquillo.

Pese a este contratiempo, el pívot formó parte de la concentración del cuadro castellano en la Final 8 de la Basketball Champions League que se disputó en Atenas en octubre de 2020 y logró colgarse la medalla de campeón europeo junto al resto de la plantilla.