El base italiano, como el resto de sus compañeros, ha sido sometido al preceptivo examen médico antes de comenzar los entrenamientos.

En vista de los resultados obtenidos en las diferentes pruebas realizadas, los Servicios Médicos del Club han determinado que el jugador no es apto para formar parte de la plantilla del Unicaja, y por tanto su contrato no podrá entrar en vigor al incumplirse la condición de superación del reconocimiento médico.

El Club ha comunicado al jugador y a su club de origen, el Dinamo Sassari, esta circunstancia y que, lamentando mucho la situación y deseándole una pronta recuperación, Spissu no puede incorporarse a la disciplina de nuestro equipo.