Iberostar Tenerife jugará la F8 de la Champions

Iberostar Tenerife jugará la F8 de la Champions

El Iberostar Tenerife se impuso este miércoles noche a un correoso Filou Oostende (62-54) para zanjar, seis meses después y una pandemia de por medio, su serie de octavos de final ante los belgas y lograr de paso la clasificación para la fase final de la Basketball Champions League 2019-20, que se celebrará en Atenas del 30 de septiembre al 4 de octubre. El equipo tinerfeño se medirá en cuartos al Casademont Zaragoza el jueves día 1.

Costó lo suyo deshacerse del conjunto flamenco, en un escenario, el de las gradas vacías, al que los aurinegros les cuesta adaptarse. Sin el aliento de su gente, el grupo de Txus Vidorreta tuvo que emplearse a fondo tras el receso para no dejar que el Oostende se le subiera a las barbas, especialmente tras un mala transición del primer al segundo cuarto.

El conjunto insular firmó una notable puesta en escena, comenzó sumando de tres en tres, pero se atascó cuando los triples dejaron de entrar, hasta el punto de encajar un parcial de 3-16, que daba alas a su rival (21-27). Fue el buen trabajo atrás, a la vuelta de vestuarios, el que cimentó la vuelta al guión inicial y encarriló el triunfo aurinegro, después de tener que neutralizar también un último arreón visitante.

Arrancó bien el Canarias, activo atrás y atinado en los tiros de larga distancia (9-2) tras mover el balón con criterio y fluidez. Los belgas se ampararon entonces en los balones interiores a Thomas Welsh, pero el Iberostar Tenerife manejaba bien el partido (17-8), hasta que la falta de acierto comenzó a mermar su ritmo.

El equipo local perdió la chispa del inicio y sufrió los mejores minutos de Pierre Antoine Gillet y Löic Schwartz. Un solo triple de Salin en casi cinco minutos permitió al Oostende comenzar a crear en sus posibilidades, hasta que la puntos de Gio Shermadini fueron devolviendo progresivamente el partido al alambre (30-30, 20’).

Fue tras el descanso, cuando el Iberostar Tenerife dio un paso al frente. Los aurinegros mejoraron sus prestaciones defensivas y comenzaron a jugar con más verticalidad, al son de Marcelinho Huertas. Un parcial de 13-3 y la posterior aparición de Aaron Doornekamp, con tres triples casi consecutivos, lanzaron al Canarias camino de la victoria (51-39). Los tinerfeños ampliaron incluso su renta hasta los 16 puntos (59-43), pero el Oostende firmaría aún un último amago de remontada.

Un parcial de 0-9 de los visitantes (59-52) estrechaba el cerco pero su reacción no pasaría de ahí. Un par de buenas defensas aurinegras y varios rebotes ofensivos importantes de Tyler Cavanaugh acabaron de encarrilar el triunfo canarista y su ansiado billete para la Final a Ocho de Atenas.

Noticias Relacionadas