Hereda San Pablo Burgos campeón de la Basketball Champions League

Hereda San Pablo Burgos campeón de la Basketball Champions League

El cuadro que dirige Joan Peñarroya se alza como el mejor de Europa en la Basketball Champions League (BCL) en la primera temporada de la joven historia de los castellanos en una competición europea. Los burgaleses jugaron de forma excepcional la final de la competición frente a un anfitrión AEK en el OAKA de Atenas (Grecia).

La final de la Basketball Champions League arrancaba en el OAKA con un acertado AEK, que mandaba en el marcador (3-9). El Hereda San Pablo Burgos tenía que tirar de trabajo para recortar la renta, con Vitor Benite a la cabeza (10-11). El esfuerzo de Dejan Kravic en la faceta reboteadora les permitía a los castellanos continuar dentro del duelo, con un triple de Ken Horton que mantenía la mínima distancia (14-15). Entonces, apareció Tyrese Rice para convertir un parcial de 0-7, que completaba Marcus Slaughter hasta el 0-9 para llevar la renta griega a los diez puntos en la conclusión del primer cuarto (14-24).

El cuadro castellano mejoró su porcentaje exterior con Omar Cook y Miquel Salvó haciendo efectivas sus opciones. Thad McFadden redondeaba la salida de los de Peñarroya al segundo periodo y obligaba al tiempo muerto de Ilias Papatheodorou (25-26). Si antes había sido el momento de Rice, esta vez lo era el de Cook, en estado de gracia desde el triple, que equilibraba la contienda (31-31). La labor en cancha del Hereda San Pablo Burgos era encomiable y los puntos de Salvó, de McFadden y de Horton le otorgaban siete de máxima (42-35).

Incansable, avanzaba el equipo burgalés defendiendo con cada aliento y anotando para abrir más y más su máxima según caían los minutos en el reloj del OAKA. Con trece puntos enfilaron el túnel de vestuarios (49-36).

La diferencia se ampliaba a 16 con un triple de Benite en el regreso al parqué (52-36). El intercambio de golpes conservaba el liderato del Hereda San Pablo Burgos en el luminoso (59-41). Keith Langford intentaba comandar a los suyos para volver a meter a AEK en el duelo (62-48), pero el conjunto castellano encontraba en McFadden a su líder particular. A falta de diez minutos para el término del choque, los burgaleses dominaban en el OAKA (68-49).

Matt Lojeski inauguraba el parcial final desde el exterior, pero Salvó y McFadden estiraban la renta castellana hasta los 21 puntos (73-52). Los atenienses apostaban todo al triple y obtenían el resultado esperado por medio de Linos Chrysikopoulos y nuevamente de Lojeski (75-61). Pero los burgaleses habían llegado demasiado lejos, más lejos que nunca, como para dejar escapar la oportunidad de alzar el título de campeones de Europa cuando se completara el partido. En un encuentro para la historia, el Hereda San Pablo Burgos se proclamó el mejor conjunto de la BCL (85-74) en una final en la que Thad McFadden fue nombrado MVP.

El equipo burgalés hace historia en el OAKA y levanta el título de campeón de la temporada 2019/20 de la Basketball Champions League (BCL) en su año de estreno en una competición europea. En este mes de octubre, los castellanos comenzarán la fase regular del nuevo curso continental.

Resumen del partido

Ficha técnica

85-San Pablo Burgos (14+35+19+17): Dejan Kravic (1), Vitor Benite (11), Jasiel Rivero (2), Xavi Rabaseda (5), Alex Renfroe (11) – cinco inicial- Kareem Queeley (-), Alex Barrera (), Miquel Salvó (12), Thad McFadden (12), Jordan Sakho (2), Omar Cook (15) y Ken Horton (8).

74-AEK (24+12+13+25): Yannick Moreira (5), Keith Langford (11), Vlado Jankovic (1), Linos Chrysikopoulos (8), Nikos Gkikas (5)-cinco inicial- Tyrese Rice (15), Jonas Maciulis (6), Nikos Zisis (4), Matt Lojeski (9), Nikos Rogkavopoulos (), Darion Atkins () y Marcus Slaughter (8).

Rueda prensa Joan Peñarroya

El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, ha reconocido que “ha sido un año alucinante” para el equipo después de proclamarse este domingo campeón de la Basketball Champions League y haber llegado el pasado verano a las semifinales de la Liga Endesa.

“No podemos equivocarnos, Burgos no puede ser el Barça o el Real Madrid, pero sí podemos seguir transmitiendo esta ilusión a nuestros aficionados”, ha señalado en rueda de prensa el técnico, que cree que “aún se pueden mejorar las cosas”. En su opinión ha sido “un año alucinante” y no pensaba que cuando llegó a Burgos el verano pasado iban a “competir en los dos torneos” pese a ser “un año raro por la covid”.

Para Peñarroya “es difícil mejorar ya los resultados” ya que ha señalado que cree que “no solo es ganar” sino conseguir que “el club sea cada vez más sólido”.

Sobre el AEK, el técnico ha señalado que es “un equipo con jugadores muy importantes” que son “historia del baloncesto europeo” y que tiene “un gran entrenador”. “Mis jugadores son leyendas para el club” ha añadido el catalán que ha calificado este logro como “el mejor día” en la historia del club castellanoleonés.

Peñarroya ha confesado que “en el primer tiempo el equipo ha sufrido mucho por la defensa del AEK”, pero que en la segunda mitad han hecho “ajustes en el juego y la segunda unidad ha dado la intensidad”. “Tenemos contratados a jugadores con mucha ambición, espíritu y corazón”, ha señalado el técnico, que no ha olvidado a “los jugadores de la temporada pasada” que ayudaron a estar en esta situación.

Rueda prensa Thad McFadden

“Es el título más importante de mi carrera”.

“Hemos jugado contra un equipo muy bueno y muy físico” ha indicado en referencia al AEK de Atenas, su rival en al final, el escolta estadounidense, que ha añadido que el equipo sabía que tenían que “jugar muy bien y ser duros en defensa” para “contener” al equipo griego.

El jugador ha recordado que la primera vez que jugó en Burgos quiso “fichar por este equipo” y al año siguiente estaba en la ciudad castellanoleonesa que, a su juicio, tiene “la mejor afición de todo el mundo”.
“Lo mejor de Burgos es su afición y es increíble lo que han conseguido construir en cinco años” ha confesado McFadden que se siente “especial por ser parte de esto”.