MUNDIALES BALONCESTO FIBA

Mundiales de Baloncesto

Todas las Ediciones

Mundial Baloncesto China 2019

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Pekin Wukesong Arena 18.000
Shanghai Centro Deportivo Oriental 18.000
Dongguan Dongguan Arena 16.000
Cantóm Estadio Cubierto Cantón 10.000

Equipos participantes

China Japón
Argentina Jordania
Brasil Nueva Zelanda
Canadá Alemania
EEUU España
Puerto Rico Francia
Rep Dominicana Grecia
Venezuela Italia
Australia Lituania
Corea del Sur Montenegro
Filipinas Polonia
Irán Republica Checa
Rusia Costa Marfil
Serbia Nigeria
Turquía Senegal
Angola Túnez

Plantillas de las selecciones

Plantilla España

Ricky Rubio Enrique Borda Quino Colom
Pau Ribas Juancho Hernangómez Rudy Fernández
Victor Claver Xavu Rabaseda Javier Beirán
Pierre Oriola Marc Gasol Willy Hernangómez
    Sel. Sergio Scariolo

Plantilla Argentina

Agustín Caffaro Luca Vildoza Luis Scola
Facundo Campazzo Nicolás Laprovittola Nicolás Brussino
Máximo Fjellerup Marcos Delía Gabriel Deck
Lucio Redivo Patricio Garino Tayavek Gallizzi
    Sel. Sergio Hernández

Plantilla Francia

Frank Ntilikina Amath M´Baye Nicola Batum
Evan Fournier Nando de Colo Vicent Poirier
Andrew Albicy Louis Labeyrie Matthias Lessort
Rudy Gobert Axel Toupane Paul Lacombe
    Sel. Vicent Collet

Clasificación Final

Oro España
Plata Argentina
Bronce Francia
Australia
Serbia
República Checa
EEUU
Polonia
Lituania
10º Italia
11º Grecia
12º Rusia
13º Brasil
14º Venezuela
15º Puerto Rico
16º República Dominicana
17º Nigeria
18º Alemania
19º Nueva Zelanda
20º Túnez
21º Canadá
22º Turquía
23º Irán
24º China
25º Montenegro
26º Corea del Sur
27º Angola
28º Jordania
29º Costa de Marfil
30º Senegal
31º Japón
32º Filipinas

Quinteto Ideal

Ricky Rubio España
Pau Gasol España
Bogdan Bogdanovic Serbia
Kyrie Irving Francia
Luis Scola Argentina

Máximo anotador

Guna Ra (Corea del Sur) 23 puntos por partido

Curiosidades

  • El equipo entrenado por Sergio Scariolo es el equipo más viejo en ganar una final de la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA desde 1978. La edad promedio del equipo era de 30 años y 3 meses, siendo el pívot estelar Marc Gasol el mayor con 34 años (nacido en enero de 1985). Hablando de Marc, el joven Gasol se unió al hermano mayor Pau como los únicos jugadores que han hecho más de 40 tapones en la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA en el siglo XXI.

Mundial Baloncesto España 2014

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Madrid Palacio Deportes 12.500
Barcelona Palau Sant Jordi 16.500
Gran Canaria Gran Canaria Arena 11.500
Bilbao Bizkaia Arena 15.414

Equipos participantes

Argentina Croacia
España Eslovenia
Australia Serbia
Lituania Ucrania
Angola Brasil
Egipto Costa de Marfil
Finlandia México
Senegal Puerto Rico
Corea del Sur Australia
Filipinas Lituania
Irán Grecia
Nueva Zelanda Turquía

Plantillas de las selecciones

Plantilla EEUU

Stephen Curry Klay Thompson Derrick Rose
Kenneth Faried Rudy Gay DeMar DeRozan
Kyrie Irving Mason Plumlee Orlanda Peralta
James Harden Anthony Davis Andre Drummond
    Sel. Mike Kryzewski

Plantilla Serbia

Milos Teodosic Marko Simonovic Vladimir Torban
Bogdan Bogdanovic Nemanja Bjelica Stefan Markovic
Nikola Kalinic Stefan Bircevic Nenad Krstic
Miroslav Raduljica Rasko Katic Vladimir Stimac
    Sel. Aleksandar Djordevic

Plantilla Francia

Thomas Heurtel Nicolas Batum Antoine Diot
Joffrey Lauvergne Charles Kahudi Edwin Jackson
Carlos Blixen Florient Pietrus Rudy Gobert
Boris Diaw Kim Tillie MIcakel Gelabale
    Sel. Vicent Collet

Clasificación Final

Oro EEUU
Plata Serbia
Bronce Francia
Lituania
España
Brasil
Eslovenia
Turquia
Grecia
10º Croacia
11º Argentina
12º Australia
13º Rep Dominicana
14º México
15º Nueva Zelanda
16º Senegal
17º Angola
18º Ucrania
19º Filipinas
20º Irán
21º Puerto Rico
22º Finlandia
23º Corea del Sur
24º Egipto

Quinteto Ideal

Milos Teodosic Serbia
Pau Gasol España
Nicolas Batum Nueva Zelanda
Kyrie Irving Lituania
Kenneth Faried EEUU

Máximo anotador

Jose Barea (Puerto Rico) 22 puntos por partid

Mundial Baloncesto Turquía 2010

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Kayseri Kayseri Arena 7.200
Estambul Abdi Ipekçi Arena 12.500
Ankara Ankara Arena 10.400
Ensirna Izmir Halkapinar Sport Hall 10.000
Estambul Sinan Erdem Dome 16.000

Equipos participantes

Argentina Grecia
Serbia China
Australia Puerto Rico
Alemania Rusia
Angola China
Jordania Costa de Marfil
EEUU España
Eslovenia Francia
Brasil Canadá
Croacia Lituania
Irán Libano
Túnez Nueva Zelanda

Plantillas de las selecciones

Plantilla EEUU

Chauncey Billups Kevin Durant Derrick Rose
Rusell Westbrook Rudy Gay Edgar Parizzia
Danny Granger Stephen Curry Eric Gordon
Kevin Love Lamar Odom Tyson Chandler
    Sel. Mike Krzyzewski

Plantilla Turquía

Cenk Akyol Sinan Guler Vladimir Torban
Omer Onan Ersan Ilyasova Semih Erden
Kerem Tunceri Oguz Savas Kerem Gonlum
Ender Arslan Omer Asik Hedo Turkoglu
    Sel. Bogdan Tanjevic

Plantilla Lituania

Linas Kleiza Mantas Kalnietis Martynas Pocius
Jonas Maciulis Simas Jasaitis Tomas Delininkaitis
Paulius Jankunas Martynas Gecevicius Ramiro Cortés
Robertas Javtokas Martynas Andriuskevicius Renaldas Seibutis
    Sel. Kestutis Kemzura

Clasificación Final

Oro EEUU
Plata Turquía
Bronce Lituania
Serbia
Argentina
España
Rusia
Eslovenia
Brasil
10º Grecia
11º Australia
12º Nueva Zelanda
13º Francia
14º Croacia
15º Angola
16º China
17º Alemania
18º Puerto Rico
19º Irán
20º Costa Marfil
21º Libano
22º Canadá
23º Jordania
24º Túnez

Quinteto Ideal

Luis Scola Argentina
Kevin Durant EEUU
Milos Teodosic Nueva Zelanda
Linas Kleiza Lituania
Hedo Turkoglu Turquía

Máximo anotador

Luis Scola (Argentina) 27,1 puntos por partido

Mundial Baloncesto Japón 2006

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Sendai Sendai Gymnasium 6.100
Hiroshima Hiroshima Green Arena 6.900
Hamamatsu Hamamatsu Arena 5.100
Sapporo Sapporo Arena 6.400
Saitama Saitama Super Arena 21.000

Equipos participantes

Angola Venezuela
Nigeria China
Senegal Libano
Argentina Puerto Rico
Brasil Alemania
EEUU Eslovenia
Panamá Venezuela
Puerto Rico Francia
Grecia Italia
Lituania Serbia y Montenegro
Turquia Qatar
Australia Nueva Zelanda

Plantillas de las selecciones

Plantilla España

Pau Gasol Rudy Fernández Juan Carlos Navarro
Carlos Cabezas Berni Rodriguez Jose Manuel Calderón
Sergio Rodríguez Alex Mumbrú Jorge Garbajosa
Marc Gasol Carlos Jimenez Felipe Reyes
    Sel. Pepu Hernández

Plantilla Grecia

Theodoros Papaloukas Sofoklis Schortsianitis Nikolaos Zisis
Vassilis Spanoulis Panagiotis Vasilopoulos Antonis Fotsis
Nikos Hatzivrettas Dimosthenis Dikoudis Konstantinos Tsartsaris
Dimitris Diamantidis Lazaros Papadopoulos Michalis Kakiouzis
    Sel. Panagiotis Giannakis

Plantilla EEUU

Dwyane Wade Shane Battier Elton Brand
Braad Miller Kirk Hinrich Chris Paul
Lebron James Chris Bosh Carmelo Anthony
Dwight Howard Antawn Jamison Joe Johnson
    Sel. MIke Krzyzewski

Clasificación Final

Oro España
Plata Grecia
Bronce EEUU
Argentina
Francia
Turquia
Lituania
Brasil
Italia
10º Angola
11º Angola
12º Eslovenia
13º Australia
14º Nigeria
15º Argelia
16º Nueva Zelanda
17º Puerto Rico
18º Libano
19º Brasil
20º Japón
21º Venezuela
22º Senegal
23º Panamá
24º Qatar

Quinteto Ideal

Pau Gasol Argentina
Carmelo Anthony China
Theodoros Papaloukas Nueva Zelanda
Jorge Garbajosa España
Manu Ginobili Argentina

Máximo anotador

Yao Ming (China) 25,3 puntos por partido

Mundial Baloncesto EEUU 2002

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Indianápolis Conseco Fieldhouse 18.345
Pireo RCA Dome 60.272

Equipos participantes

Angola EEUU
Alemania Libano
Argelia Nueva Zelanda
Argentina Puerto Rico
Brasil Rusia
Canadá Turquía
Puerto Rico Venezuela
España Yugoslavia

Plantillas de las selecciones

Plantilla Yugoslavia

Dejan Bodiroga Dejan Koturovic Zarko Cabrarkapa
Igor Rakocevic Pedja Stojakovic Vladimir Radmanovic
Marko Jaric Predrag Drobnjak Orlanda Peralta
MIlos Vujanic Dejan Tomasevic MIlan Gurovic
    Sel. Svetislav Pesic

Plantilla Argentina

Pepe Sanchez Manu Ginobili Alejandro Montecchia
Fabricio Oberto Lucas Victoriano Gabriel Fernández
Hugo Sconochini Luis Scola Leonardo Gutiérrez
Andres Nocioni Leonardo Palladino Rubén Wolkowyski
    Sel. Rubén Magnano

Plantilla Alemania

Mihat Demirel Ademola Okulaja Jord Lutcke
Marco Pesic Pascal Roller Henrik Rödl
Misan Nikagbatse Stefano Garris Stephen Arigbabu
Patrick Femerling Dirk Nowitzi Robert Maras
    Sel. Henrik Dettmann

Clasificación Final

Oro Yugoslavia
Plata Argentina
Bronce Alemania
Nueva Zelanda
España
EEUU
Puerto Rico
Brasil
Turquía
10º Rusia
11º Angola
12º China
13º Canadá
14º Venezuela
15º Argelia
16º Libano

Quinteto Ideal

Manu Ginobili Argentina
Yao Ming China
Pero Cameron Nueva Zelanda
Pedja Stojakovic Yugoslavia
Dirk Nowitzki Alemania

Máximo anotador

Dirk Nowitzki (Alemania) 24 puntos por partido

Resumen del campeonato

Este mundial se ha disputado en la ciudad de Indianapolis, Estados Unidos. Este era el gran favorito debido a la localia y a sus grandes estrellas de la NBA que participaron de este torneo. Pero esto pareció no haber intimidado a los equipos rivales y Estados Unidos tuvo serias dificultades en varios partidos disputados y no logró su objetivo de campeonato, es mas, ni siquiera se acerco a el.

Argentina mostró un juego de excelente nivel, comandado por un jugador clave y de gran talento como es Manu Ginobili, el cual fue vital en el rendimiento del equipo.

El torneo se desarrolla con gran normalidad y un buen juego en general de parte de los equipos, mostrando un nivel parejo y constante durante todo el campeonato.

La selección española de baloncesto ha vencido a Estados Unidos por 81-75 en el partido por el quinto puesto en el Mundial de Indianápolis, con lo que renueva la misma plaza conseguida en el anterior mundial de 1998, en Grecia. Para Estados Unidos, fue su tercera derrota consecutiva en este torneo, con un equipo formado por jugadores de la NBA.

Alemania, de la mano de un excepcional Dirk Nowitzki, venció por 117-94 a Nueva Zelanda y consiguió la medalla de bronce en el Mundial de Indianápolis. El triunfo permitió a Alemania conseguir la primera medalla tras tres participaciones en la competición mundialista.

Yugoslavia ya es pentacampeón del mundo mientras Argentina llora su desgracia. Los yugoslavos revalidaron su título de campeones del mundo tras imponerse en una de las finales más igualadas de la historia. Argentina, que anda ahora tan escasa de plata, nunca tuvo el oro más cerca, pero inexplicablemente se empeñó en rifarlo ante un rival tan ambicioso como Yugoslavia que no perdonó y remontó un partido que se le había puesto imposible.

Mundial Baloncesto Grecia 1998

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Atenas OACA 18.700
Pireo Estadio Paz y Amistas 14.776

Equipos participantes

Grecia Lituania
Italia Corea del Sur
Canadá Alemania
Senegal Corea del Sur
Yugoslavia España
Rusia Argentina
Puerto Rico Nigeria
Japón Australia

Plantillas de las selecciones

Plantilla Yugoslavia

Dejan Bodiroga Vlado Scepanovic Sasa Obradovic
Nikola Loncar Dragan Lukovski Miroslav Beric
Aleksandar Djordjevic Zeljko Rebraca Predag Drobnjak
Nikola Bulatovic Dejan Tomasevic Milenko Topic
    Sel. Zeljko Obradovic

Plantilla Rusia

Vasili Karasev V Sergei Babkov
Mikhail Mikhailov Sergei Panov Vitali Nosov
Igor Kudelin Zakhar Pashutin Evgeni Kirusin
Dimitri Domani Nikita Morgunov Igor Kursahov
    Sel. Sergei Belov

Plantilla EEUU

Trajan Langdon MIchael Hawkins Wendell Alexis
Brad Miller B Kiwane Garris
Ashraf Amaya Jason Sasser Jimmy Oliver
Jimmy King Gerard King David Wood
    Sel. Rudy Tomjanovich

Clasificación Final

Oro Yugoslavia
Plata Rusia
Bronce EEUU
Puerto Rico
Brasil
Italia
Lituania
Argentina
Australia
10º Brasil
11º Puerto Rico
12º Canadá
13º Nigeria
14º Japón
15º Senegal
16º Corea del Sur

Quinteto Ideal

Vasili Karasev Rusia
Shawn Kemp Yugoslavia
Zeljko Rebraca Yugoslavia
Alberto Herreros España
Dino Radja Italia

Máximo anotador

Alberto Herreros (España) 17,9 puntos por partido

Resumen del campeonato

La decimotercera edición de los mundiales estuvo marcada por la gran paridad entre potencias que no se sacaron ventajas. Tampoco hubo figuras rutilantes o decisivas por sí mismas.

La gran sorpresa fue la ausencia del Dream Team. Ya no habría un campeón seguro y sí varios candidatos: Yugoslavia (aunque también sufrió grandes ausencias como Danilovic, Divac, Stojakovic y Tarlac), Rusia, Grecia, Lituania, Australia, el mismo Estados Unidos… Para otros equipos este Mundial, significaba la despedida de una gran generación de jugadores. En Argentina se marchaban Marcelo Milanesio, Diego Osella y Esteban De La Fuente. En Brasil, se iba Pippoca, para dejarle la posta a jugadores más jóvenes. España, que en el Mundial próximo de Indianápolis presentará a los ‘Juniors de Oro’.

Argentina, en su partido inicial contra Australia, dio la sorpresa. Jugó el mejor partido de toda la preparación, defendió como nunca se le había visto a un equipo nacional,  y tuvo a todos sus jugadores en un altísimo nivel. Entre el resto, Lituania daba la otra sorpresa del campeonato venciendo a Estados Unidos y España aprovechaba el golpe anímico de los australianos para vencerlos también. El torneo iba tomando color…

 Lo que sí quedaba claro era que todos los candidatos, basaron sus sistemas en la defensa. Fue el eje fundamental.

La segunda fase dejó clasificados a cuartos de final a los ocho equipos que conformarían el Grupo E  (Yugoslavia, Grecia, Italia y Rusia) y  el Grupo F (Argentina, España, Estados Unidos y Lituania).

Argentina (con el objetivo cumplido de estar entre los 8 mejores) cayó frente a Yugoslavia, aunque los yugoslavos sufrieron en su camino hacia el título para vencer a Argentina, pero el triunfo fue para ellos, bien merecido, por jugadores, por experiencia, por personalidad, pero, por sobre todo, por mentalidad.

Luego, nuevamente España. Por el quinto y el sexto puesto. Y no pudo ser. Esta vez España dejó en claro que en la cancha era el mejor. Desconcentración y sin espíritu, Argentina perdió la chance de una posición final histórica. Los españoles, por el contrario, fueron la sorpresa agradable del torneo. Con un equipo limitado y sin grandes talentos, los jugadores de Sainz conformaron un auténtico equipo que sabía lo que quería y lo consiguió.

Argentina terminó su participación en Atenas perdiendo ante Lituania por el séptimo puesto y finalizando con un récord de tres victorias y seis derrotas.

Mientras tanto, los grandes jugaban las semifinales y se pudieron saborear dos partidos tremendos. Rusia venciendo a Estados Unidos con un parcial de 15-0 al final y Yugoslavia dando vuelta la historia ante el local en los últimos 5 minutos, después de estar 12 abajo, con un Bodiroga fantástico.

La final llegó. Yugoslavia (con todo el estadio en contra) y Rusia se enfrentaban por el título. Casi como la del 90’. Y el mismo campeón.  Cuando todo hacía suponer un alargue, un tapón de Rebraca a Mikhailov y un rebote del mismo Rebraca a la salida de un  tiro libre clavó el casi lapidario 64-60 a favor de los yugoslavos. Fue justo. Porque realmente ganó el equipo que más ganas tuvo de llevarse el torneo. Y el protagonista: REBRACA.

Yugoslavia se coronó, como lo hacen como los mejores. Con corazón, inteligencia y personalidad. Fue un cierre apasionante. De tremendas defensas. Tanto que rusos y yugoslavos estuvieron 5 minutos sin poder meter puntos. Y no por errores ofensivos. Las defensas fueron excelentes. Y terminó como tenía que terminar, como una final de un campeonato del mundo.

Mundial Baloncesto Canadá 1994

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Toronto    
Hamilton    

Equipos participantes

Angola China
Egipto Corea del Sur
Argentina Alemania
Brasil Croacia
Canadá España
Cuba Grecia
China Rusia
Puerto Rico Australia

Plantillas de las selecciones

Plantilla EEUU

Joe Dumars Mark Price Derrick Coleman
Shawn Kemp Héctor Barreneche Dan Majerle
Reggie Miller Kevin Johnson Dominie Wilkins
Shaquille ONeal Alonzo Mourning Larry Johnson
    Sel. Don Nelson

Plantilla Rusia

Vasili Karasev Sergei Bazarevich Mikhail Mikhailov
Sergei Babkov Andrei Fetisov Serguei Panov
Vitali Nosov Mijail Semionov Igor Grachev
Dimitri Domani Oleg Kutuzov Serguei Ivanov
    Sel. Prudencio Pena

Plantilla Croacia

Toni Kukoc Dino Radja Stojan Vrankovic
Arijan Komazec Danko Cvjeticanin Veljkro Mrsic
Vladan Alanovic Milton Scaron Josip Vrankovic
Alan Gregov Ivica Zuric Miro Juric
    Sel. Josip Guiseppe Djerdja

Clasificación Final

Oro EEUU
Plata URSS
Bronce Croacia
Puerto Rico
Brasil
Puerto Rico
Canadá
China
Argentina
10º España
11º Brasil
12º Alemania
13º Angola
14º Egipto
15º Cuba
16º Angola

Quinteto Ideal

Sergey Bazarevich Rusia
Shawn Kemp Yugoslavia
Shaquille O Neal EEUU
Dragan Kicanovic EEUU
Dino Radja Croacia

Máximo anotador

Andrew Gaze (Australia) 23,9 puntos por partido

Resumen del campeonato

En la ciudad de Toronto, durante el duodécimo Campeonato Mundial, hizo su presentación la segunda versión del Dream Team, pero, a diferencia del fantástico equipo que compitiera en el Pre-Mundial de Pórtland y en los Juegos Olímpicos de Barcelona, este selecto grupo de jugadores no se ganó la simpatía del público. Por el contrario, hasta cayo antipático. Pese a superar a sus rivales con gran facilidad, la aptitud arrogante y la soberbia de la mayoría de sus integrantes terminaron empañando en gran medida la previsible conquista del conjunto estadounidense en la ciudad canadiense. Sin dudas, equipo de los sueños hubo uno, el de Barcelona ’92, los posteriores sólo fueron imitaciones.

El plantel estadounidense, que fue dirigido por Don Nelson, estaba integrado por Reggie Miller, Shaquille O´neal, Dominique Wilkins, Joe Dumars, Alonzo Mourning, Mark Price, Dan Majerle, Shawn Kemp, Derrick Coleman, Larry Johnson, Kevin Johnson y Steve Smith. En la primera presentación ante España, con victoria incluida por 115 a 100, la actuación de los NBA no arrancó aplausos desmedidos, ni mucho menos. La escasa diferencia a favor y el centenar de puntos recibidos no convencieron sobre la producción del Dream Team. Al día siguiente lograron redimirse ante los débiles chinos, quienes debieron soportar todo tipo de volcadas de O´Neal y compañía. Esta vez, el resultado final resultó algo más acorde a la realidad NBA- FIBA: 132 a 77. Después llegó Brasil y, pese al triunfo por 105 a 82, el nivel de los hombres de Don Nelson tampoco fue el deseado.

En cuartos de final derrotaron sucesivamente a Puerto Rico (134 a 83), Australia (130 a 74) y Rusia (111 a 94). Contra Grecia, en la semifinal, no superaron los 100 puntos (97 a 58) y lanzaron con bajísimos porcentajes de cancha. La final contra los rusos fue un mero trámite. A lo largo de 40’ no opusieron ningún tipo de resistencia.

El marcador lo dice todo: 137 a 91. Así, los estadounidenses obtuvieron el Campeonato en base a la abrumadora potencia física y a su veloz contraataque.

En cambio, no funcionó el juego estacionado, debido al escaso entrenamiento previo y, también, por la falta de adaptación a las reglas FIBA. Individualmente lo más rescatable estuvo en la efectividad de Reggie Miller desde los 6,25, el desequilibrio bajo el aro de Shaquille O’Neal y la espectacularidad de Shaw Kemp.

Los hombres de Vecchio clasificaron para Toronto luego del superlativo juego desplegado en el PreMundial de Puerto Rico, en 1993. Con posesiones largas y priorizando el lanzamiento externo, el conjunto argentino se ganó el respeto de todos sus rivales. Pero, en el Mundial, el panorama cambió para un plantel conformado por Héctor Campana, Marcelo Nicola, Marcelo Milanesio, Juan Espil, Orlando Tourn, Sebastián Uranga, Diego Ossela, Esteban Pérez, Rubén Wolkowyski, Eduardo Domine, Daniel Farabello y Jorge Racca.  Los sistemas no corrieron como el técnico pretendía y las dobles marcas sobre los tiradores negaron la principal vía de gol.

El debut ante los rusos, con el legendario Sergei Belov como director técnico, desnudó la eterna diferencia física que existe entre el básquetbol argentino y equipos del primer nivel. Con Milanesio errático y superado constantemente por Sergei Bazarevich, la base  fue tomada por Campana, en una función que no sintió y privando al equipo de la mayor virtud del Pichi: el gol. Huérfano de conducción, el seleccionado argentino dependió en demasía de arrestos individuales. Los 21 puntos y 8 rebotes de Marcelo Nicola resultaron lo más positivo en la derrota por 64 a 84.

En la segunda fecha, ante los locales, se repitieron los errores del día anterior. No se tuvo presencia en la zona pintada y faltó el armador que impusiera la pausa. Nueva caída, 73 a 91, y pasaje directo a la rueda consuelo.

En el choque contra los angoleños, Milanesio clavó su primer triple en el Mundial. A partir de ahí volvió a ser el base que el seleccionado argentino necesitaba, manejando con inteligencia a su equipo y repartiendo el balón con acierto. Aunque se ganó 67 a 59 el desempeño global fue flojo.

La segunda fase mostró a la mejor Argentina del torneo, realizando su habitual juego de control. En la victoria, 91 a 66, ante Egipto brillaron las 11 asistencias de Milanesio, los 21 puntos de Espil y los 18 de Nicola. Solo complicaron los 2,17 mts. del pívot Samir Gouda.

La irregularidad pareció apoderarse del conjunto de Vecchio en el enfrentamiento ante Corea del Norte, por lejos el rival más flojo del campeonato. Pese al amplio triunfo por 105 a 83, volvieron a cometerse los desaciertos ofensivos de la fase previa.

Ante España, anímicamente destruida por no haber accedido al grupo de privilegio, se perdió el encuentro desde la línea de tiros libres. Un increíble 45 por ciento de tiros aciertos (10 de 22) sentenció el 72 a 70 para los europeos. Nicola sólo sumó 2 puntos en 25 minutos.

Alemania, con la ausencia de Detlef Schremp, aparecía como un rival de riesgo en la semifinal de la rueda consuelo. Pero se superó al campeón europeo (85 a 71) mediante la brillante tarea de Orlando Tourn, Marcelo Nicola, Juan Espil y Marcelo Milanesio. Fue la mejor producción colectiva del seleccionado argentino en el torneo, en el cual el equipo volvió a parecerse a del PreMundial.

Por el noveno puesto, Argentina se encontró nuevamente con España. Sin desacoples en ataque, con aptitud defensiva y manteniendo la concentración durante los cuarenta minutos, el 74 a 65 favorable, resultó un buen cierre para la delegación de Vecchio.Al cabo de las ocho presentaciones, individualmente sobresalieron Marcelo Nicola, goleador con 18 puntos de media, y Marcelo Milanesio, máximo asistente del mundial por delante del croata Toni Kukoc. Del resto, Uranga y Campana aportaron su regularidad y experiencia; Espil tuvo una aceptable ofensiva (16 puntos de promedio) pero lanzó con baja efectividad; Tourn se destapó contra los españoles; en deuda quedaron Ossela, Pérez y Wolkowyski; en tanto que Domine, Farabello y Racca casi ni ingresaron.

Dejando de lado al Dream Team, Rusia de la mano de Sergei Bazarevich y Sergei Babkov, fue el mejor equipo FIBA. Croacia contó en Komazec, Radja y Kukoc a sus baluartes. Grecia cumplió la mejor actuación mundialista de su historia gracias a los nombres de siempre: Fassoulas, Chritodoulou y Giannakis. Australia ratificó su crecimiento. Puerto Rico se apoyó en el trío Carter, Ortiz y Mincy. Mientras que China sorprendió con su juego rápido. España decepcionó y Brasil sufrió la ausencia de Oscar, su principal goleador.

Mundial Baloncesto Argentina 1990

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Buenos Aires Luna Park 10.000
Córdoba Pabellón Verde de la FeCorBa 5.000
Rosario Estadio Cubierto Claudio Newell 11.400
Santa Fe Estadio Universidad Tecnológica 5.000
Salta Estadio Polideportivo Delmi 3.000
Villa Ballester Estadio SAG Villa Ballester 4.000

Equipos participantes

Angola Corea del Sur
Puerto Rico España
Venezuela EEUU
Yugoslavia Grecia
Australia Argentina
Costa de Marfil Canadá
China Egipto
Italia URSS

Plantillas de las selecciones

Plantilla Yugoslavia

Drazen Petrovic Velimir Perasovic Zoran Cutura
Toni Kukoc Zarko Paspalj Jure Zdovc
Zeljko Obradovic Radisav Curcic Vlade Divac
Arijan Komazec Zoran JOvanovic Zoran Savic
    Sel. Dusan Ivkovic

Plantilla URSS

Aleksandr Volkov Valeri Tikhonenko Tiit Sokk
Alexander Belostenny Sergei Bazarevich Gundars Vetra
Andrei Lopatov Viktor Berojnoi Oleg Melescenko
Dimitri Sukharev Valerij Korolev Ihor Pincuk
    Sel. Vladas Garastas

Plantilla EEUU

Alonzo Mourning Chris Gatling Christian Laettner
Henry Williams Kenny Anderson Todd Day
Lee Mayberry Billy Owens Mark Randall
Chris Smith Doug Smith Bryant Stith
    Sel. Mike Krzyzewski

Clasificación Final

Oro Yugoslavia
Plata URSS
Bronce EEUU
Puerto Rico
Brasil
Grecia
Australia
Argentina
Italia
10º España
11º Venezuela
12º China
13º Angola
14º China
15º Corea del Sur
16º Egipto

Quinteto Ideal

Oscar Schmidt Brasil
Vlade Divac Yugoslavia
Anatoli Myshkin Puerto Rico
Dragan Kicanovic Yugoslavia
Kenny Anderson EEUU

Máximo anotador

Oscar Schmidt (Brasil) 34,6 puntos por partido

Resumen del campeonato

En 1990, el Mundial viajó nuevamente a Sudamérica. Y, como en la primera edición, el epicentro del torneo estuvo  en el mítico Luna Park de Argentina. Pero la historia cambió para los locales. Eran otros nombres, otros rivales, otra exigencia.

Sin dudas, el Mundial Argentina 90’ no brilló por su nivel organizativo. Existieron muchas fallas. Demasiadas para una competencia de tal magnitud. Problemas en el traslado de las delegaciones, mala atención a la prensa y estadios inadecuados fueron sólo algunos de los reclamos de las delegaciones visitantes.

El campeonato se desarrolló en seis sedes: Santa Fe, Rosario, Villa Ballester y Córdoba, albergaron la rueda previa; en Salta, se disputó la reclasificación, y en el Luna Park, la rueda campeonato. Sorprendió la ausencia de Bahía Blanca que pese a ser la ‘capital del básquet argentino’, no recibió a ninguna zona. Un auténtico despropósito.

 Antes de iniciar su participación mundialista, Argentina realizó una gira previa por Italia y Grecia buscando el funcionamiento ideal de cara a la competencia mundial. La actuación en Bornio, Italia, distó de ser la mejor. En cambio, en Grecia, se evidenció una notable mejoría. Se obtuvo el campeonato, en un certamen reconocido  por la FIBA, desplegando un juego contundente. Hubo actuaciones descollantes, como en la final ante Grecia. Sin embargo, en el Mundial, todo cambiaría.

 Argentina integró el grupo D junto con la Unión Soviética, Canadá y Egipto. El plantel dirigido por el bahiense Carlos Bosimené estaba formado por Marcelo Milanesio, Héctor Campana,  Esteban De la Fuente, Sebastián Uranga, Diego Maggi, Diego Ossela, Carlos Romano, Miguel Cortijo, Julio Rodríguez, Ariel Scolari, Gabriel Milovich y Marcelo Richotti. El sorteo había determinado que en el debut se debían enfrentar a los poderosos soviéticos, uno de los candidatos a llevarse el torneo, a pesar de las ausencias de los jugadores lituanos (Sabonis, Kurtinaitis, Marchulonis y Homicius). Sin embargo, Argentina cayó con claridad por 97 a 77. Previsible, pero cometiendo demasiados errores. Con una baja efectividad de cancha. Con cuatro minutos sin poder convertir. Sin presencia debajo de las tablas en donde Beslostenny y Volkov superaron constantemente a Maggi, Uranga, o Scolari. Con Campana que arrastraba una lesión. Lo más destacado del conjunto argentino fue en la zona ofensiva, al lograr 23 puntos Marcelo Milanesio y 14 Julio Rodríguez.

 En la segunda jornada, Canadá aparecía como el rival a vencer. Una eventual derrota condenaría al equipo argentino a disputar la rueda consuelo. Y con 3’ 54’’ para el epílogo, la ciudad de Salta parecía que se convertiría en el destino final debido a la amplia diferencia de 85 a 72. Pero aparecieron los triples de Campana y Milanesio y la garra de Uranga. Se estableció un parcial de 24 a 3 que selló el 96 a 88 definitivo, desatando la fiesta en el estadio FECOR de Córdoba.

En el cierre del grupo, ante los flojos egipcios no se logró mejorar el funcionamiento colectivo. Esteban De la Fuente se transformó en el motor del triunfo argentino. Su planilla finalizó con 20 puntos y 3 rebotes. De todos modos, el 82 a 65 no sirvió para encontrar la solidez buscada y mostró a varios por debajo  de sus posibilidades. La posterior victoria de la Unión Soviética sobre Canadá le permitió al elenco de Boismené estar, junto a los soviéticos, entre los ocho equipos que pelarían por la gloria. Los restantes seleccionados que accedieron a la fase campeonato fueron Yugoslavia y Puerto Rico por el grupo A, Brasil y Australia por el B y Estados Unidos más Grecia por el C. Entre los ‘condenados’ a Salta estaban Italia y España, dos de los mejores conjuntos europeos.

 

El debut en el estadio de Corrientes y Bouchard se produjo ante el seleccionado estadounidense de Kenny Anderson, Alonzo Mourning y compañía, quienes ganaron el juego por 104  a 100. Pese a la derrota, hubo reconocimientos y aplausos del público para la entrega argentina porque jugó bien. Milanesio se mostró criterioso en la conducción y Campana explotó en la ofensiva, aportando 33 puntos.

Al día siguiente, la fuerza interior de Puerto Rico derribó las ilusiones argentinas. Piculín Ortiz, Ramón Rivas y Jerome Mincy se adueñaron de la zona pintada. Demasiado para los pivots locales. Nueva derrota. En esta oportunidad, 92 a 76.

Contra los australianos el seleccionado argentino tuvo otro pésimo arranque, repitiendo errores de juegos anteriores. Las torres australianas obligaron al conjunto de Boismené a efectuar lanzamientos forzados. El escolta Damian Keogh se convirtió en el verdugo de turno como antes habían asumido ese papel Kenny Anderson o Ramón Rivas. Su actuación, coronada con 31 puntos, determinó el 95 a 91 final.

 Así, con estos resultados Argentina pasó a luchar por el quinto puesto. Primero perdieron ante Grecia, 81 a 78, que contó con un inspiradísimo Panagiotis Giannakis (36 puntos). Finalmente, la despedida local se consumó ante Australia. En un Luna Park semivacío, los australianos superaron, 98 a 84, a un desmotivado equipo argentino. 

En síntesis, el octavo puesto resultó una justa posición. Nunca se encontró el rendimiento ideal, se sufrió en demasía la diferencia física y no se tiró con porcentajes aceptables. En lo individual, sobresalieron la jerarquía de Milanesio, el sacrificio de Uranga, la regularidad de Rodríguez y los triples que trajo Romano desde el banco. Aunque terminó como el goleador del seleccionado argentino, Héctor Campana no rindió lo esperado. La lesión en uno de sus tobillos le restó posibilidades.

El elenco yugoslavo se adjudicó el undécimo Campeonato Mundial dando la sensación de no desplegar su verdadero potencial. En muchos casos, sus jugadores parecían jugar  a media máquina. Sin esforzarse se llevaron con comodidad su grupo, el A. Luego, en los cuartos de final no tuvieron inconvenientes para superar, sucesivamente, a Brasil, la Unión Soviética y Grecia. En semifinales, los jóvenes estadounidenses no inquietaron nunca a los balcánicos. En el cierre del torneo, superaron a los duros soviéticos por 92 a 75, brindando una lección de básquetbol tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo. Un privilegio para los 8.000 espectadores que presenciaron la final. El quinteto titular formado por Zdovc, Petrovic, Kukoc, Paspalj y Divac, tranquilamente podría competir con éxito en la NBA. Y suplentes como Savic, Komacec, Perasovic o Cutura serían titulares indiscutidos en cualquier otro equipo del mundo

Mundial Baloncesto España 1986

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Zaragoza Pabellón Municipal 4.300
Ferrol A Malata 5.100
Málaga Ciudad Jardin 5.000
Tenerife Pabellón Municipal 5.000
Barcelona Palacio de los Deportes 8.000
Oviedo Palacio Municipal 6.000
Madrid Palacio Deportes Comunidad Madrid 12.000

Equipos participantes

España Puerto Rico
Angola Australia
Costa de Marfil Uruguay
Canadá Panamá
Cuba Italia
EEUU URSS
Brasil Yugoslavia
Grecia Paises Bajos
Francia RFA
Israel Australia
  Malasia
China Nueva Zelanda

Plantillas de las selecciones

Plantilla EEUU

Muggsy Bogues Tommy Amaker Steve Kerr
Kenny Smith Héctor Barreneche Derrick McKey
Rony Seikaly David Robinson Tom Hammonds
Brian Shaw Juan Sabatini Charles Smith
    Sel. Lute Olson

Plantilla URSS

Arvydas Sabonis Valdis Valters Alexander Volkov
Vladimir Tlachenko Tiit Sokk Alexander Belostenny
Rimas Kurtinaitis Valdemaras Chomicius Sergei Tarakanov
Veleri Tikhonenko Sergej Grisaev Andris Jekabsons
    Sel. Vladimir Obukhov

Plantilla Yugoslavia

Drazen Petrovic Aza Petrovic Drazen Dalipagic
Vlade Divac Stojan Vrankovic Alvaro Roca
Zoran Cutura Milton Scaron Danko Cvjeticanin
Franjo Arapovic Zoran Radovic Sergio Matto
    Sel. Kresimir Cosic

Clasificación Final

Oro EEUU
Plata URSS
Bronce Yugoslavia
Brasil
Australia
Canadá
Israel
Canadá
China
10º Grecia
11º Cuba
12º Argentina
13º Puerto Rico
14º Francia
15º Paises Bajos
16º RFA
17º Australia
18º Uruguay
19º Panamá
20º Angola
21º Nueva Zelanda
22º Corea del Sur
23º Costa de Marfil
24º Malasia

Quinteto Ideal

Drazen Petrovic Yugoslavia
Oscar Schmidt Brasil
Valeri Tikhonenko URSS
Arvydas Sabonis URSS
Vladimir Tkachenko URSS

Máximo anotador

Nikolaos Galis (Grecia) 33,7 puntos por partido

Resumen del campeonato

Sin dudas, el seleccionado de Estados Unidos que se coronó campeón del Mundial de Básquet España 86’ fue uno de los mejores que envió la ABAUSA (Amateur Basket Association of the United States of America) a este tipo de competencias. Un conjunto integrado por jóvenes jugadores universitarios, dueños de una depurada técnica individual y de una excelente condición física. El plantel dirigido por Lute Olson estaba conformado con Tyrone Bogues, Steve Kerr, Sean Elliott, Derrick Mc Key, Rony Seikaly, Tommy Amaker, David Robinson, Tom Hammond, Brian Shaw, Armond William y Charles Smith. Basta con repasar los nombres y comprobar que la mayoría tuvo y tiene antecedentes en la fantástica NBA. Y, a este combinado de estrellas, la selección argentina consiguió superarlo. Como en Buenos Aires ’50 en aquella recordada ‘noche de las antorchas’,o como en los Juegos Panamericanos de México ’55. Esta vez fue en Oviedo. El domingo 13 de julio de 1986. El resultado: 74 a 70. Imborrable. Único.

La clave en aquel encuentro estuvo en la pegajosa marca desplegada por Diego Maggi sobre Robinson, en el goleo de Camisassa (21 puntos) y Romano (16 puntos), y en la perfecta conducción del genial Miguel Cortijo. Sobre el cierre, dos tiros libres convertidor por el ‘Vasco’ Aispurúa sellaron el resultado final.

Argentina llegó al choque contra los inventores del básquetbol, luego de cumplir una irregular campaña en la rueda previa. En la paradisíaca ciudad de Tenerife, nunca se desarrolló en plenitud el juego que pretendía el técnico Flor Meléndez. La defensa –eterna asignatura pendiente de los equipos argentinos- resultó en esta ocasión uno de los aspectos más destacados. Pero se falló en la definición. No se tiró con buenos porcentajes. Sin embargo, la clasificación se obtuvo pese a las claras derrotas ante Canadá (82 a 96) y Yugoslavia (82 a 95). En definitiva, el pasaje a Oviedo se consiguió mediante los triunfos sobre Holanda (82 a 75), Malasia (93 a 73) y Nueva Zelanda (89 a 64). Todas victorias esperadas, previsibles, pero deslucidas. Con los holandeses se necesitó tiempo extra tras empatar en 71. Los neocelandeses eran un conjunto de parroquianos y los asiáticos terminarían en la última posición…

Después de la alegría ante los estadounidenses, Argentina venció a los chinos (97 a 80) y se jugaron todas las cartas ante los italianos. Sin embargo, aquel desafío no se concretó. Con el trabajo sucio del pívot Walter Magnifico y el lanzamiento externo de Antonello Riva, la ‘squadra azurra’ se alzó con la victoria, 78 a 70, y condenó a los hombres de Meléndez a buscar el 9º lugar. Finalmente, las sucesivas derrotas ante Grecia (102 a 88) y Cuba (85 a 81), determinaron el 12º puesto final. Hubo altibajos, sí. Hubo falencias en el ataque, sí. Aunque quedó en el recuerdo la histórica tarde en Oviedo en donde Miguel Cortijo, Carlos Romano, Esteban Camisassa, Hernán Montenegro, Diego Maggi, Sergio Aispurúa, Héctor Campana, Luis Oroño, Sebastián Uranga, Marcelo Milanesio, Gabriel Milovich y Fernando Borcel escribieron una de las páginas más gloriosas del básquetbol argentino.

En la final, la experiencia de los soviéticos no alcanzó para superar al seleccionado de Estados Unidos. La U.R.S.S, que llegaba como invicta, dependía de los 2,20 de Sabonis y de la poli funcionalidad de Alexander Volkov. El encuentro resultó sumamente equilibrado. La definición se produjo recién sobre el epílogo a través de una estupenda jugada de Kenny Smith.

Aparte de las figuras ya mencionadas, este Campeonato Mundial contó con otros jugadores de notable jerarquía. La constelación yugoslava estaba encabezada por Drazen Petrovic y Drazen Dalipagic. Ambos convirtieron el 40 por ciento de los puntos del seleccionado balcánico. Grecia presentó al irascible Nicos Gallis (goleador del torneo con 33,7 puntos de media) y a su lugarteniente, el base Panayiotis Giannakis. Oscar, Marcel, Gerson (máximo rebotero con 10,2 de promedio), Israel y Maury constituyeron el quinteto de lujo de Brasil. España traía como antecedente la medalla plateada de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles ’84, pero defraudó  a pesar de tener a grandes jugadores. También sobresalieron, el israelí Micky Berkowitz, el panameño Mario Buttler y los canadienses Eli Pasquale y Greg Wiltjer. Entre todos ellos, hubo un argentino que brilló con luz propia: Miguel Cortijo. El santiagueño se consagró como el mejor asistente (4,7 de promedio), detrás del soviético Valdis Valters. Su inteligencia para manejar los tiempos del juego y la visión para meter el pase imposible despertaron la admiración de todo el pueblo español

Mundial Baloncesto Colombia 1982

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Cali Coliseo Cubierto El Campín 10.000
Medillin Coliseo Iván de Bodeut 10.000
Bucaramanga Coliseo Vicente Díaz Romero 5.000
Cúcuta Colieo Toto Hernández 6.000

Equipos participantes

España Australia
Corea del Sur Australia
Panamá Uruguay
China Yugoslavia
URSS Checoslovaquia
Costa de Marfil Colombia
Brasil  

Plantillas de las selecciones

Plantilla URSS

Stanislav Eremin Heino Enden Sergei Tarakanov
Arvydas Sabonis Andrei Lopatov Nikolai Derugin
Valdis Valters Vladimir Tkachenko Anatoli Mishkin
Sergejus Jovaisa Alexander Belostenny Valdemaras Chomicius
    Sel. Alexander Gomelski

Plantilla EEUU

Doc Rivers Antoine Carr John Pinone
Mitchell Wiggins Jeff Turner Joe Kleine
Earl Jones Ted Kitchel Fred Reynolds
JOn Sundvold Jim Thomas Mark West
    Sel. Bob Weltlich

Plantilla Yugoslavia

Drazen Dalipagic Mirza Delibasic Dragan Kikanovic
Zeljko Jerkov Aza Petrovic Andro Knego
Ratko Radovanovic Peter Vilfan Rajko Zizic
Boban Petrovic Zufer Advija Zoran Radovic
    Sel. Ranko Zeravica

Clasificación Final

Oro URSS
Plata URSS
Bronce Yugoslavia
España
Australia
Canadá
Colombia
Brasil
Panamá
10º Checoslovaquia
11º Uruguay
12º China
13º Costa de Marfil

Quinteto Ideal

Doc Rivers EEUU
Juan Antonio San Epifanio Yugoslavia
Anatoli Myshkin URSS
Dragan Kicanovic Yugoslavia
Vladimir Tkachenko URSS

Máximo anotador

Rolando Frazer (Panamá) 24,4 puntos por partido

Resumen del campeonato

En 1982, Colombia se vistió con sus mejores ropas para recibir un nuevo Mundial, pero siendo el anfitrión que se sintió extraño hasta en su propia casa. La designación había sorprendido ya que los colombianos jamás habían participado de este tipo de competencias. Incluso, a nivel sudamericano tampoco registraban actuaciones destacables. Sin embargo, durante quince días lo mejor del mundo FIBA tuvo su fiesta en las cálidas tierras colombianas.

Argentina, por segunda ocasión consecutiva, no obtuvo la clasificación a la Copa del Mundo por finalizar en la tercera posición del Sudamericano de Uruguay, en 1981. El conjunto conducido por Miguel Alberto García estaba integrado por los mejores jugadores de la época, pero no bastó. Algunos de ellos: Miguel Cortijo- Carlos Raffaelli- Adolfo Perazzo y Carlos Romano.

Tomaron parte del certamen, los panameños Rolando Frazer y Mario Buttler quienes formaron la potente dupla extranjera de Obras Sanitarias cuando el conjunto de Núñez obtuvo la copa William Jones de 1983. Un hecho para destacar fue la implementación, por primera vez en este tipo de torneos, del control antidoping.

En la rueda previa, causó asombro la eliminación de Brasil y la victoria de España sobre EE.UU., 109 a 99. En un resultado previsible, los sudamericanos cayeron ante la U.R.S.S, pero la derrota ante Australia los envió a la zona consuelo, en la ciudad de Cúcuta. Los europeos, en cambio, se adjudicaron su grupo en forma invicta. El plantel contaba con figuras como Juan Antonio Corbalán, Wayne Brabender, Ignacio Solozábal, Juan Antonio San Epifanio, Fernando Romay, Andrés Jiménez y Cándido ‘Chicho’ Sibilio. Todos dirigidos por Antonio Díaz Miguel, nombrado para integrar el Salón de la Fama del básquetbol, en Springfield, en 1997. Sin dudas fue por lejos, la mejor generación de basquetbolistas con la que contaron los ibéricos.

En la fase final, disputada en la ciudad de Cali, se agregó el seleccionado colombiano a los restantes seis clasificados, aunque su participación resultó meramente decorativa. En todas sus presentaciones fueron superados por amplísimos márgenes, mostrando un juego demasiado elemental para el nivel internacional.

Con la presencia de 20.000 espectadores que abarrotaron el estadio ‘El Pueblo’, la U.R.S.S se consagró como el mejor equipo del campeonato tras su victoria ante los EE.UU., 95 a 94. Sin embargo, su clasificación para el match decisivo estuvo teñida de cierta sospecha. En su última presentación, durante la rueda final, le entregaron el partido a los estadounidenses para no tener que enfrentar a Yugoslavia en la final. ¿Cuál era la razón?. Los balcánicos le jugaban con la estrategia que ellos elegían. Por el contrario, los EE.UU. contaban con muy buenos jugadores, pero su promedio de edad no sobrepasaba los 22 años. Igualmente, los soviéticos debieron trabajar en demasía para doblegar a los jóvenes universitarios americanos, encabezados por John Pinone Antoine Carr, Jim Thomas y Glenn ‘Doc’ Rivers (después NBA), quien tuvo un tiro que jugueteó en el aro y le hubiera dado el triunfo a su país.

La U.R.S.S tenía un plantel con varios jugadores que superaban los 2.05 mts. Sus pivots eran verdaderas torres: Tkachenko con 2.20 mts., el debutante Arvydas Sabonis con 2.10 mts. y Belostenny con 2,15 mts.. Con ellos, más Myshkin (31 puntos en la final), Eremin, Tarakanov, Valderamas Homicius y Valdis Valters estaba conformada la base del plantel conducido por Alexander Gomelski. Su juego se basaba en la fuerza de los pivots y en el efectivo contraataque de la media cancha.

Por el tercer puesto, la incertidumbre también se vivió hasta el minuto cero. Yugoslavia de Dragan Kicanovic y Ratko Radovanic sufrió demasiado para doblegar, 119 a 117, a la increíble España.

Sin dudas, lo mejor del 9º Campeonato Mundial de Básquetbol se vivió en los dos partidos de cierre, en donde España estuvo a un solo doble de Yugoslavia y un lanzamiento negó a los EE.UU. la posibilidad de alcanzar la gloria ante la U.R.S.S.

Mundial Baloncesto Filipinas 1978

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Manila Rizal Memorial Coliseum  
Quezon City Araneta Coliseum  

Equipos participantes

Canadá Puerto Rico
Corea del Sur Australia
Senegal Checoslovaquia
Yugoslavia EEUU
Puerto Rico República Árabe Unida
China Filipinas
Italia URSS

Plantillas de las selecciones

Plantilla Yugoslavia

Kresimir Cosic Drazen Dalipagic Mirza Delibasic
Dragan Kicanovic Zoran Slavnic Zeljko Jerkov
Andro Knego Ratko Radovanovic Raljko Zicic
Duje Krstulovic Peter Vilfan Branko Skroce
    Sel. Pedro Pasquinelli

Plantilla URSS

Sergei Belov Anatoly Myshkin Vladimir Tkachenko
Ivan Edeshko Alexander Belostenny Alzhan Zharmukhamedov
Vladimir Zhigili Stanislav Eremin Alexander Boloshev
Sergejus Jovaisa Oleg Kutuzov Andrei Lopatov
    Sel. Alexander Gomelsky

Plantilla Brasil

Marcelo Vido Fausto Cisotto GIannecchini Ubiratan Pereira Maciel
Milton Setrini Helio Rubens Garcia Marco Antonio Abdalla Leite
Gilson Trindade de Jesus Marcel de Souza Adilson de Freitas Nascimento
Eduardo Niltron Agra Galvao OScar Schmidt Roberto Correa
    Sel. Ary Ventura Vidal

Clasificación Final

Oro Yugoslavia
Plata URSS
Bronce Brasil
Italia
EEUU
Canadá
Australia
Filipinas
Checoslovaquia
10º Puerto Rico
11º China
12º República Dominicana
13º Corea del Sur
14º República Centroafricana

Quinteto Ideal

Kresimir Cosic Yugoslavia
Wayne Brabender Yugoslavia
Vladimir Tkachenko URSS
Drazen Dalipagic Yugoslavia
Alejandro Urgelles Cuba

Máximo anotador

Kamil Brabenec (Checoslovaquia) 26,9 puntos por partido

Resumen del campeonato

La filosofía del ‘run and shot’ (correr y tirar), tuvo su máxima expresión presente en el Mundial de Filipinas. Posesiones cortas, abundante juego libre y escasos movimientos fijos eran las premisas de uno de los mejores equipos FIBA de todos los tiempos: YUGOSLAVIA. En este torneo, a ese seleccionado nadie lo detuvo. Ni el Brasil de Oscar, con un estilo de juego parecido; ni tampoco la U.R.S.S, con su potencia física. Los yugoslavos desequilibraron en cualquier sector del rectángulo de juego, ya que sus internos Cosic y Jerkov aseguraban el rebote, mientras que el genial base Slavnic era puro talento. Justamente de sus manos nacían la mayoría de los ataques que finalizaban en Kicanovic y Dapilagic, o eventualmente en Delibasic. Con esa versatilidad, los balcánicos promediaron en ataque 103 puntos por partido. Demasiado para sus rivales.

Así, Filipinas, a dieciséis años de que le fuera quitada la sede debido a que no concedió visas a las naciones de régimen socialista, pudo organizar el Campeonato Mundial. Un certamen que no tuvo a la Argentina como participante ya que quedó eliminada en el Sudamericano de Valdivia’77.

En esta octava edición se implementó un nuevo sistema para definir el certamen. El primero y segundo ubicados en la rueda semifinal debían jugar un partido que definía el título. Lo mismo ocurría entre el tercero y cuarto en la búsqueda del bronce. Brasil, en su primera presentación, estableció una marca increíble, ya que convirtió 154 puntos ante China, convirtiéndose en el tanteador más elevado registrado en un Mundial (incluido el del ’94). Aquella cifra lograda por el conjunto brasileño tiene todavía mayor trascendencia porque entonces no existía el lanzamiento de tres puntos.

Australia fue la sorpresa de la primera fase. Tras sus flojas actuaciones en Yugoslavia ’70 y Puerto Rico ’74, consiguió el  pase a la rueda semifinal dejando en el camino al poderoso seleccionado checoslovaco y cayendo por apenas un doble ante los EE.UU.. Comenzaba a perfilarse como un aceptable conjunto, confirmado posteriormente a través de sus buenas actuaciones internacionales.

Como en ediciones anteriores, no sorprendió el decepcionante desempeño de los estadounidenses. El desinterés de los inventores del básquetbol por este tipo de torneos era cada vez más acentuado. El nivel de sus representaciones bajó hasta límites alarmantes para los intereses de la FIBA. En Filipinas, finalizaron en la quinta posición. Hasta su mejor jugador, Ralph Drollinger (2,15 mts), había viajado a pesar de haber sido operado en su rodilla derecha un mes antes.

La primera rueda dejó clasificados para disputar la serie semifinal a Yugoslavia y Canadá por el grupo A. Brasil e Italia accedieron por el B, mientras que por el C clasificaron Estados Unidos y Australia. A ellos se le agregó la U.R.S.S, último campeón y, Filipinas, el país organizador.

En las instancias decisivas, tanto yugoslavos como soviéticos evidenciaron una clara superioridad sobre el resto. En el choque entre ambos, la victoria quedó para el conjunto ‘plavi’ por 105 a 92. Finalmente, los resultados determinaron que Yugoslavia y la U.R.S.S debían enfrentarse nuevamente pero, para dirimir el título. Brasil e Italia chocarían por el tercer puesto. Los sudamericanos se basaban en la capacidad goleadora de Oscar y Marcel, y en la experiencia de Ubiratán y Helio Rubens. Pos su parte, la ‘squadra azzurra’ se apoyaba en tres jugadores históricos: Bariviera, Marzorati y Meneghin.

Los dos encuentros resultaron sumamente equilibrados y dramáticos, con incertidumbre hasta el minuto cero. Brasil, con un agónico doble de Marcel, superó a Italia por 85 a 84. Los europeos ganaban 84 a 83 con sólo cuatro segundos por jugar. Sin embargo, Brasil tuvo una última chance y no la desaprovechó. Repusieron la pelota desde el fondo, Marcel recibió a nueve metros del cesto, avanzó un metro, lanzó y convirtió al mismo tiempo que sonaba la chicharra de la mesa de control. Espectacular.

La final también mostró a dos equipos muy parejos, pero con sistema diferentes. Los balcánicos con su juego abierto, sujeto a sistemas sencillos. Los soviéticos, en cambio, con la contundencia física de sus pivots y dependiendo de la magia de Sergei Belov. El primer tiempo fue doble a doble, sin establecerse una supremacía de uno sobre el otro. Finalizó con empate en 41. En la reanudación, los 2.20 mts. de Vladimir Tkachenko permitieron al conjunto rojo sacar una pequeña diferencia. El ingreso del base Vilfan y la puntería  de Kicanovic y Dapilagic, emparejaron las acciones. El tiempo regular concluyó igualado en 73. La quinta falta de Tkachenko, en el inicio de la prórroga, quebró la paridad existente. Los yugoslavos aprovecharon su salida y pasaron  al frente por cinco, 82 a 77. Sus rivales ya no pudieron alcanzarlos. Aunque, dos conversiones consecutivas de Belov pusieron un poco de suspenso sobre la victoria balcánica, que contó con un fabuloso quinteto: Slavnic, Kicanovic, Dapilagic, Jerkov y Cosic.

Yugoslavia había conseguido su segundo Campeonato Mundial. En aquella ocasión ganó 10 partidos, gustó su juego y fue el único seleccionado invicto. En definitiva, Yugoslavia fue un lujo asiático.

Mundial Baloncesto Puerto Rico 1974

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
San Juan Coliseo Roberto Clemente  
Caguas    
Ponce    

Equipos participantes

Canadá Filipinas
Cuba Checoslovaquia
Brasil España
EEUU URSS
Puerto Rico República Árabe Unida
Argentina Corea del Sur
México República Centroafricana

Plantillas de las selecciones

Plantilla URSS

Jurij Pavlov Modestas Paulauskas Valeri Miloserdov
Alexander Salnikov Alexander Boloshev Ivan Edeshko
Sergei Belov Pritt Tomson Aleksandr Charcenkov
Alexander Belov Vladimir Zhigili  
    Sel. Vladimir Kondrasin

Plantilla Yugoslavia

Kresimir Cosic Maygonis Valdmanis Dragan Kicanovic
Nikola Plecas Vinko Jelovac Zoran Slavnic
Zeljko Jerkov Rato Tvrdic Damir Solman
Zarko Knezevic Oleg Kutuzov Milun Marovic
    Sel. Mirko Novosel

Plantilla EEUU

John Lucas Tom Boswell Joe Meriweather
Rick Schmidt Rick Kelley Alvaro Roca
Myron Wilkins Steve Grote Luther Burden
Frank Oleynick Eugene Short Gus Gerard
    Sel. Gene Bartow

Clasificación Final

Oro URSS
Plata Yugoslavia
Bronce EEUU
Cuba
España
Checoslovaquia
Puerto Rico
Canadá
México
10º Canadá
11º Corea del Sur
12º Australia
13º Filipinas
14º República Centroafricana

Quinteto Ideal

Alexander Belov URSS
Wayne Brabender España
Alexander Salnikov URSS
Vinko Jelovac Yugoslavia
Alejandro Urgelles Cuba

Máximo anotador

Arturo Guerrero (México) 27,0 puntos por partido

Resumen del campeonato

El séptimo Campeonato Mundial, disputado en San Juan de Puerto Rico, tuvo como favorito al equipo estadounidense. El plantel era talento puro, lo integraron, entre otros, John Lucas, Luthewr Burden, Quinn Buckner y Gus Gerard. El problema fue la falta de experiencia de estos jugadores, ya que el más veterano tenía sólo 22 años. Se encontraron con la fortaleza y practicidad de la Unión Soviética, que lograron el segundo título mundial, empatando en el primer puesto con estadounidenses y yugoslavos, pero aventajando a estos en el gol average.

Estados Unidos- U.R.S.S: La definición se produjo en el gimnasio ‘Roberto Clemente’, con 10.000 puertorriqueños volcados a favor de EE.UU. Los dirigidos por Gene Barton arrancaron dominando a su rival a través de su juego veloz, pero con el ingreso de Salnikov, que finalizaría con 36 tantos, los soviéticos equilibraron el encuentro. La paridad de la primera mitad quedó reflejada en el resultado: igualdad en 55. En los restantes 20’, las torres del conjunto dirigido por Alexander Gomelski desgastaron a los hombres altos americanos: Kelly, Meriwheather y Boswell. Los tres debieron abandonar casi al mismo tiempo, el parquet debido a la acumulación de faltas personales. Salnikov siguió goleando desde el perímetro, Alexander Belov dominó con su potencia los tableros y su hermano, el genial Sergei Belov, se apoderó  definitivamente del control del juego. Ni Lucas ni Burden pudieron revertir la situación. Circulando la pelota con rapidez y usando el reloj hasta el límite de los 30’’, la Unión Soviética se alzó con la victoria por 105 a 94. Fue el triunfo de la mecánica soviética sobre la plasticidad americana.

En el triple empate, los yugoslavos salieron beneficiados sobre EE.UU. y terminaron en la segunda ubicación. Precisamente, su única derrota fue ante el equipo americano por 91 a 88. Recién sobre el epílogo resignaron la victoria, en el cotejo más atrayente de todo el torneo. Su máxima figura fue Dragan Kicanovic, un delgado escolta de 1,93 mts., con una capacidad goleadora asombrosa. Su fama de anotador llevó a varias universidades americanas a interesarse por él, entre 1972 y 1973. Sin embargo, prefirió la tranquilidad de Belgrado y de su equipo, el Partizán. Pero Kicanovic no estaba solo, ya que los balcánicos eran un conjunto temible. La base recaía en Slavnic, un armador con un dribbling endiablado, mientras que Lavnic se encargaba de anular al mejor hombre rival y Kresimir Cosic era el dueño de la zona pintada.

Además de todas las figuras ya nombradas, los espectadores de este Mundial, tuvieron la posibilidad de deleitarse con la presencia de otras tantas estrellas internacionales de ese entonces. Sin dudas, fue uno de los mejores mundiales de la historia, sólo basta repasar a los protagonistas: Wayne Brabender y Clifford Luyk, dos históricos jugadores de la selección española; Dino Meneghin, baluarte de Italia durante dos décadas; el brasileño Marcel de Souza, en Puerto Rico participó, con 17 años,  el primero de sus cinco mundiales; Héctor Blondet, figura de la selección puertorriqueña y revelación de los Juegos Olímpicos de Munich ’72; el mexicano Arturo Guerrero, empedernido goleador que fue atrapado por el profesionalismo italiano, y el cubano Ruperto Herrera.

Argentina, tras la ausencia en la edición anterior, retornaba a la elite mundial con un equipo muy parejo en todas las posiciones. Gustavo Aguirre, Jorge Becerra, Alberto Cabrera, Eduardo Cadillac, Ernesto Ghermann, Carlos González, Raúl Guitart, Jorge Martín, Alfredo Monachesi, José Luis Pagella, Adolfo Perazzo y Carlos Raffaelli arribaron a Puerto Rico sabiendo que sus posibilidades futuras dependían del debut frente a España, que regresaba al certamen internacional luego de 24 años. Su última aparición había ocurrido en el primer Mundial (Argentina ’50).

El equipo de Miguel Ángel Ripullone contaba con material para superar a los europeos. Durante gran parte del encuentro, ‘Mandrake’ Cabrera controló a Brabender y ‘Finito’ Ghermann, Perazzo y González facilitaron la tarea de los españoles. Brabender, que había finalizado el primer tiempo con 2 puntos gracias a la marca de Cabrera, cerró su planilla con 22 luego que el bahiense abandonara  la cancha. La derrota por 96 a 89 fue un golpe duro para el plantel argentino. La rehabilitación se consiguió ante Filipinas, 111 a 90. Aún quedaba una pequeña esperanza si se superaba al poderoso EE.UU. en el cierre del grupo. Sin embargo, no hubo sorpresa. El 109 a 86 a favor del equipo de John Lucas y compañía, condenó a Argentina a la rueda consuelo.

Aunque no ingresó entre los ocho mejores, el desempeño del conjunto argentino mereció el reconocimiento de la prensa mundial. Fue superior a España y su goleo resultó el más elevado, en la ronda previa, detrás de EE.UU. y la Unión Soviética. En la rueda consuelo, derrotó  a República Centroafricana por 121 a 70 y perdió sucesivamente con Australia por 102 a 100, con México por 85 a 84 y ante Checoslovaquia por 113 a 91.

Mundial Baloncesto Yugoslavia 1970

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Ljubliana    

Equipos participantes

Canadá URSS
Cuba Yugoslavia
Brasil Italia
EEUU Australia
Panamá República Árabe Unida
Uruguay Corea del Sur
Checoslovaquia  

Plantillas de las selecciones

Plantilla Yugoslavia

Kresimir Cosic Ivo Daneu Petar Skansi
Nikoa Plecas Vinko Jelovac Aljosa Zorga
Rato Tvrdic Damir Solman Ljubodrag Simonovic
Trajko Rajkovic Dragutin Cermak Dragan Kapicic
    Sel. Ranko Zeravica

Plantilla Brasil

Marco Antonio Abdalla Leite Wlamir Marques Ubirtan Pereira Maciel
Sergio de Toledo Machado Helio Rubens Garcia Carmo de Souza
José Aparecido dos Santos Luiz Claudio Menon Pedro Ferrer Cardoso
José Edvar Simoes Jose Luiz Olaio Neto Guram Abashidze
    Sel. Togo Renan Soares

Clasificación Final

Oro Yugoslavia
Plata Brasil
Bronce URSS
Italia
EEUU
Checoslovaquia
Uruguay
Cuba
Panamá
10º Canadá
11º Corea del Sur
12º Australia
13º República Árabe Unida

Quinteto Ideal

Kresimir Cosic Yugoslavia
Kenny Washington EEUU
Sergei Belov URSS
Ubiratan Pereira Maciel Yugoslavia
Modestas Paulauskas URSS

Máximo anotador

Pa Shin Dong (Corea del Sur) 32,6 puntos por partido

Resumen del campeonato

El seleccionado yugoslavo logró en 1970, como local, su primer título mundial. Desde ese entonces, comenzó una larga serie de triunfos que se extendería a los Juegos Olímpicos, a los certámenes europeos y a toda competencia en donde se presentase el conjunto yugoslavo.

En 1970, la Federación Yugoslava cumplió 25 años. Por ende, en reconocimiento a su trayectoria, la FIBA le otorgó la sede para la VI edición de la Copa del Mundo. Sin incidencias políticas, ni problemas organizativos, el desarrollo del torneo, fue perfecto.

Con la presencia de todos los equipos que se habían ganado el derecho a participar, con un excelente nivel técnico, y sobre todo, un gran campeón: YUGOSLAVIA.

La sexta cita mundialista contó con cinco seleccionados debutantes: Checoslovaquia, Cuba, Panamá, Corea del Sur y Australia. Sin dudas que las buenas actuaciones de los europeos resultaron llamativas. Su triunfo más resonante lo consiguieron ante Brasil (72-71). Italia fue otro equipo ‘tapado’. En la rueda final derrotaron, sucesivamente, a los EE.UU y Uruguay, y perdieron por escaso margen ante la Unión Soviética (58-62) y Yugoslavia (63-66).

Argentina no participó de esta edición ya que no se clasificó en el Sudamericano de Montevideo, en 1969.

Brasil y Uruguay, representaron a Sudamérica en las tierras balcánicas. Brasil, fue la sorpresa. Era la primera vez que no llegaba como favorito, aunque obtuvieron excelentes resultados (2do puesto). Supieron combinar la veteranía de Ubiratán, Marqués y Mosquito con la juventud de Helio Rubens, Joi y Edwar de Menon.

La U.R.S.S y los EE. UU., finalizaron terceros y quintos respectivamente. Esta fue otra sorpresa, ya que los soviéticos eran los favoritos y decepcionaron a propios y extraños. Sus figuras; Sergei Belov, Andreiev, Sakadelidze, Lipso, Paulaskas, Alexander Belov y Sidjakin, entre otros, prometían algo que no llegaría. Fueron vencidos por los brasileños y norteamericanos. Luego, les quedó la satisfacción de vencer, en la última jornada, a los locales, cuando estos ya eran dueños del título.

Los estadounidenses, por su parte, llegaron a Yugoslavia con malos antecedentes (cuartos en Brasil ’63 y Uruguay ’67), aunque contaban con sus figuras, el base Tal Broady y Darnell Hillman.

Yugoslavia arrancó el camino al título en la rueda final.

Su máxima figura fue el pívot Kresemir Cosic, un hombre de 2.11 mts., dueño de una capacidad increíble para manejar el balón, que en muchas ocasiones de encargaba de armar las jugadas. También estaba Ivo Daneu, Slavnic, base titular de la selección a lo largo de toda la década del setenta, Plecas, Simonovic y Rajkovic, un pivote de inmensa calidad que no pudo disfrutar del éxito porque a los pocos días falleció de un ataque cardíaco.

En su primera presentación, los balcánicos sufrieron más de lo esperado para vencer al representativo italiano. Luego superaron holgadamente a Brasil, Checoslovaquia, Uruguay y EE.UU. Finalmente, cayeron derrotados ante los soviéticos en la última jornada, pero el torneo ya estaba en su poder. Empezaban así a enhebrar título tras título y conquistar admiradores alrededor de todo el mundo gracias a su estilo simple y efectivo.

Mundial Baloncesto Uruguay 1967

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Montevideo Cilindro Municipal 15.000

Equipos participantes

Brasil Puerto Rico
Argentina Japón
Paraguay Polonia
EEUU Italia
Perú URSS
México Yugoslavia
Uruguay  

Plantillas de las selecciones

Plantilla URSS

Hennadij Cecuro Modestas Paulauskas Zurab Sakandelidze
Aleksandr Travin Yuri Selijov Anatoli Polivoda
Sergei Belov Pritt Tomson Rudolf Nesterov
Gennadi Volnov Jaak Lipso Vladimir Andreev
    Sel. Alexander Gomelski

Plantilla Yugoslavia

Radivoj Korac Kresimir Cosic Ivo Daneu
Josip Djerdja Petar Skansi Rato Tvrdic
Borut Bassin Nemanja Djuric Yuri Korneev
Dragoslav Raznatovic Vladimir Cvetkovic Dragan Kovacic
    Sel. Ranko Zeravica

Plantilla Brasil

Amaury Antonio Pasos Sergio de Toledo Machado Ubiratan Pereira Maciel
Cesar Augusto Sebba Helio Rubens Garcia Jose Luiz Olaio Neto
Jatyr Eduardo Schall Luiz Claudio Menon Antonio Salvador Sucar
Jose Edvar Simoes Emit Rached Carlos Domingos Massoni
    Sel. Togo Renan

Clasificación Final

Oro URSS
Plata Yugoslavia
Bronce Brasil
EEUU
Polonia
Puerto Rico
Uruguay
México
Italia
10º Perú
11º Japón
12º Puerto Rico
13º Paraguay

Quinteto Ideal

Radiovoj Korac Yugoslavia
Mieczyslaw Lopatka Polonia
Luis Claudio Menon Francia
Ivo Daneu Yugoslavia
Modestas Paulauskas URSS

Máximo anotador

Mieczyslaw Lopatka (Polonia) 19,7 puntos por partido

Resumen del campeonato

Los inconvenientes organizativos y los cambios de fecha enturbiaron el normal desarrollo del 5º Mundial de Básquetbol. Además, como en las anteriores ediciones, el torneo se disputó nuevamente en Sudamérica. En esta ocasión, y por primera vez en la historia, la organización fue compartida por dos países: Uruguay y Argentina.

 Las tres zonas clasificatorias y la rueda final se jugaron en las ciudades uruguayas de Montevideo, Mercedes y Salto, mientras que la ‘rueda consuelo’ se disputó en Córdoba, localidad mediterránea Argentina. En un principio, Bahía Blanca había sido designada como una de las sub-sedes. La capital del básquet argentino debió haber recibido a la U.R.S.S, Japón, Perú y el representativo nacional. Sin embargo, los soviéticos se negaron a estampar sus huellas digitales, medida que tomaba por entonces el gobierno argentino con los ciudadanos de países comunistas. Ante esta situación, el comité organizador trasladó la sede a la ciudad de Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay. La fecha original del Mundial había sido estipulada para 1966, pero por cuestiones electorales uruguayas postergaron su inicio hasta el año siguiente.

La rueda final, celebrada en el Cilindro de Montevideo, mostró una evidente superioridad de Estados Unidos, U.R.S.S, Yugoslavia y Brasil sobre Argentina, Polonia y Uruguay. Finalmente, la U.R.S.S se coronó por primera vez campeón en base al aporte de Volnov, Andreev, Polidova, Lipso y Sakandelidze. Al mismo tiempo, las presencias  de Sergei Belov, uno de los mejores jugadores rusos de todos los tiempos, y del técnico Alexander Gomelski, quien terminaría conduciendo al equipo rojo por más de dos décadas, comenzaron a sorprender al mundo por su talento y capacidad conductiva, respectivamente.

El segundo puesto quedó para Yugoslavia, al conseguir en la última jornada una resonante victoria ante la U.R.S.S por 79 a 71. Los balcánicos, lograron la misma ubicación que la edición anterior, pero en esta oportunidad marcaron diferencias con dos notables jugadores: Ivo Daneu y Radijov Korac. El primero fue elegido el mejor del torneo y sería por varios años pieza fundamental del equipo yugoslavo. Mientras Korac  –conocido como el ‘zurdo de oro’- fue un notable goleador, autor de 25 tantos ante el conjunto argentino.

Mientras tanto, el defensor del título, Brasil, consiguió la tercera ubicación en el Mundial del 67’. Amaury –uno de los mejores bases mundialistas de toda la historia-, Mosquito, Ubiratán, Menon y Yathir formaban un quinteto de lujo que logró superar en la última jornada a Estados Unidos por 80 a 71. En el conjunto norteamericano sobresalía Miles Aiken, quien años más tarde sería figura en varios equipos europeos, entre ellos el Real Madrid.

El seleccionado argentino cumplió una irregular actuación a lo largo de la competencia. El plantel estaba integrado por Alberto Cabrera, Atilio Fruet, Ernesto Ghermann, Carlos Mariani, Dante Massolini, José Ignacio De Lizazo, Héctor Barreneche, Luis Casarín, Néstor Delguy, Norberto Battilana, Tomás Sandor y Samuel Oliva. En la rueda inicial, los argentinos vencieron a Japón (69 a 63) y a Perú (73 a 65), pero cayó fácilmente ante la U.R.S.S (105 a 66).

A pesar de la estrepitosa caída ante los soviéticos, el seleccionado argentino avanzó a la rueda final. Allí, el mejor nivel de los rivales quedó reflejado en el único triunfo sobre seis presentaciones. El debut argentino fue ante Estados Unidos, que lo venció por 76 a 66. Sin embargo, recién en la segunda etapa los norteamericanos pudieron quebrar al equipo sudamericano que tuvo a Ghermann con 16 puntos como su máximo encestador.

En su mejor desempeño en todo el torneo, Argentina superó al conjunto uruguayo por 79 a 75, ante 20.000  personas presentes en el Cilindro  de Montevideo. Luego siguieron  cuatro claras  derrotas ante U.R.S.S (96 a 61), Yugoslavia (93 a 69), Polonia (65 a 58) y Brasil (74 a 66).

En el recuerdo quedará la conquista  soviética del trofeo de oro ‘James Naismith’, puesto por primera vez en juego, consiguiendo así su primera conquista mundial e iniciando una hegemonía de los torneos internacionales, compartida con Estados Unidos y Yugoslavia.

Mundial Baloncesto Brasil 1963

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Belo Horizonte    
Curitiba    
Sao Paulo    
Petrópolis    
Rio de Janeiro    

Equipos participantes

Brasil Puerto Rico
Argentina Japón
Canadá Francia
EEUU Italia
Perú URSS
México Yugoslavia
Uruguay  

Plantillas de las selecciones

Plantilla Brasil

Amaury Pasos Wlamir Marques Ubiratan Pereira Maciel
Carlos Domingos Massoni Benedito Cicero Tortelli Carmo de Souza
Jatyr Eudardo Schall Luiz Claudio Menon Antonio Salvador Sucar
Victor Mirshauswka Waldemar Blatskauskas Friedich Braun
    Sel. Togo Renan Soares

Plantilla Yugoslavia

Slobodan Gordic Radivoj Korac Trajko Rajkovic
Dragan Kovacic Josip Derda Dragoslav Raznatovic
Ivo Daneu Zvonko Petricevic Vital Eiselt
Vladimir Cvetkovic Nemanja Duric Miodrag Nikolic
    Sel. Aca Nikolic

Plantilla URSS

Gennadi Volnov Viktor Zubkov Vladimir Ugrekhelidze
Guram Minaschvili Juris Kalnins Alexander Petrov
Anzor Lezhava Alexsandr Travin Viacheslav Khirinin
Leonid Ivanov Vadym Hladun Yuti Korneyev
    Sel. Alexander Gomelsky

Clasificación Final

Oro Brasil
Plata Yugoslavia
Bronce URSS
EEUU
Francia
Puerto Rico
Italia
Argentina
México
10º Uruguay
11º Canadá
12º Perú
13º Japón

Quinteto Ideal

Amaury Pasos Brasil
Aleksander Petrov URSS
Maxime Dorigo Francia
Wlamir Marques Brasil
Don Kojis EEUU

Máximos anotadores

Ricardo Duarte (Perú) 23,1 puntos por partido

Curiosidades

  • La Fiba había designado como sede a Filipinas en 1962, pero el gobierno de ese país se negaba a otorgarle el visado correspondiente a las delegaciones de la Unión Soviética y Yugoslavia, la organización pasó a Brasil. Filipinas fue multado con 2.000 dólares y la prohibición de participar en el próximo Mundial.
  • La numeración de las camisetas pasa a ser de forma obligatoria del 4 al 15.
  • Para Estados Unidos, esta vez integrado con jugadores universitarios, jugó Willis Reed, quien poco después se convirtiera en una estrella de la NBA. También de ese equipo, en 1964, Mel Gibson jugó 23 partidos para Los Angeles Lakers.

Resumen del campeonato

El IV Campeonato  Mundial de Baloncesto, como había ocurrido en la edición anterior, debió sufrir nuevamente una postergación en su fecha de disputa. En esta ocasión, se le otorgó la sede a Filipinas. Por primera vez, desde su creación, el torneo salía de tierras sudamericanas. Sin embargo, las autoridades del país asiático no permitieron el acceso de los equipos representativos del área socialista, a pesar de que varios equipos ya habían arribado a Manila, la capital filipina. Otra vez, política y deporte ofrecían vinculaciones entre sí. La F.I.B.A, reunida entonces en sesión extraordinaria, decidió que Brasil se hiciera cargo del vapuleado Campeonato y lo postergó por un año y medio.

El torneo regresaba por cuarta vez a suelo sudamericano. Brasil era el claro favorito a llevarse el primer puesto. Ese mismo año se había adjudicado el Sudamericano de Lima, Perú, y obtuvo el segundo puesto en los Panamericanos de San Pablo, detrás de Estados Unidos. Antes de comenzar el Mundial, algunos jugadores, encabezados por Rosabranca y Jathyr, tuvieron un conflicto con el director técnico Togo Soares. Superado este incoveniente, terminaron invictos la rueda final, a la que accedieron directamente por ser el país organizador y conquistaron por segunda vez el Campeonato Mundial. Finalizaron con un promedio de 81 tanto a favor, altísimo para esa época, y 68 en contra. Su juego era deslumbrante. Combinaban técnica con fuerza, efectuaban un despliegue notable por todo el rectángulo  de juego. De esta forma, comenzaba a nacer el inconfundible juego brasileño de tirar y correr.

La revelación del torneo fue, sin dudas, Yugoslavia. Un equipo que poseía un formidable 1.90 de estatura promedio. Los balcánicos habían pegado el salto de calidad durante el Europeo de Belgrado ’61. Allí, cayeron derrotados en la final ante la poderosa Unión Soviética, pero la revancha llegaría en Brasil. En la última jornada de la rueda final, lograron vencer a los rusos por apenas un doble (69 a 67) y consiguieron un meritorio segundo puesto. Fue el surgimiento de Yugoslavia como potencia  basquetbolística.

Argentina, por su parte, hacía su tercera presentación mundialista. El equipo, totalmente improvisado, llegó con sólo 10 días de preparación. No participaron en los Panamericanos de San Pablo, y en el Sudamericano de Perú obtuvieron la cuarta posición final, reflejando por ende el mal momento que se estaba atravesando. Los antecedentes previos no eran los mejores. Por eso el octavo puesto, conseguido al adjudicarse la rueda consuelo, y con un promedio cercano a los 90 puntos, sirvió como atenuante de la mala actuación en la serie preliminar, en donde se habían acumulado  tres derrotas ante Italia, Estados Unidos y México. Las victorias ante Uruguay, al que no se derrotaba desde el Sudamericano de Córdoba ’60, y Perú, a quien no se pudo vencer en Lima, fueron un verdadero consuelo para la delegación argentina. El equipo lo integraron: Chazarreta, Hugo Oliva, Zoilo Domínguez, Moreno, Fruet, Samuel Oliva, Desimone, Lutringer, Tulli, Lebihan, Caccimani y Tosí. El director técnico fue Andrizzi.

Los campeonatos mundiales, a pesar de todas las dificultades organizativas que sufrieron en sus cuatro ediciones, lentamente comenzaron a tomar trascendencia. Este último torneo no escapó al común denominador de los anteriores. Sin embargo, la memorable actuación del conjunto brasileño, al que se lo conoció como ‘’el quinteto de oro’’, borró gran parte de todos los inconvenientes previos.

Mundial Baloncesto Chile 1959

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Antofagasta    
Concepción    
Santiago    
Valparaíso    
Temuco    

Equipos participantes

Brasil Puerto Rico
Argentina Filipinas
Canadá Formosa
Chile Bulgaria
EEUU URSS
México República Árabe Unida
Uruguay  

Plantillas de las selecciones

Plantilla Argentina

Herberto Fagnani Enrique Borda Bernardo Schime
Florencio Marzorratti Héctor Barreneche Edgar Parizzia
Felipe Fernández Carlos Vasino Orlanda Peralta
Juan Nano Juan Sabatini Antonio Tozzi
    Sel. Pedro Pasquinelli

Plantilla Brasil

Zenny de Azevedo “Algodao” Amaury Pasos Wlamir Marques
Waldyr Geraldo Boccardo José Maciel Senra “Zezinho” Andy Spack
Carmo De Sousa Jatyr Eduardo Schall Edson Bispo dos Santos
Otto Phol da Nobrega Pedro Vicente da Fonseca Waldemar Blatskauskas
    Sel. Togo Renan Soares “Kanela”

Plantilla Bulgaria

Michail Semov Gencho Rashkov Ilia Mirtchev
Victor Radev Georges Kanev Petko Lazarov
Georgui Panov Emanuil Giagurov Tsvetko Savov
Liubomir Panov Metodi Tomovski Atanas Atanasov
    Sel. Liudmil Katerinsky

Plantilla Canadá

Al Brown Brian Upson Robert Burtwell
Dough Brinham Edward Wild Logan Tait
Peter Mullins Edward Malecki John McLeod
Edward Lutch Lance Stephenson Sel. Fred Collen

Plantilla Chile

Rufino Bernedo Juan Zitko Domingo Sibilla
Luis Salvadores Maximiliano Garafulic Orlando Silva
Jose de la Fuente Orlando Etcheverrigaray Dante Gianoni
Rolando Etchepare Blake Williams Bruno Luchsinger
    Sel. Luis Valenzuela

Plantilla Formosa

Lio Jin Ron Raphael N.H. Lee Yoo Yee Shine
Tong Suet Fong Willie C.Y. Yau Hoo Cha Pen
Wong Kwok Yeung Emilio K.T. Lee Lai Lang Kang
James T.L. Chen   Sel. Tsal Bon Hwa

Plantilla R.A.U

Adel Sabri Hilmi Ibrahim George Chalhoub
Nabil Abdo Hanadi Abutaleb Antonie Musilia
Ahmed Sadek Sami Chibaya Aramen Eli
Hadidi Fuad Saboungi Fahmi Joseph Zacar
    Sel. J. Filkud

Plantilla EEUU

Robert Hodges John Miller Ron Olsen
Eddie White Virgil Riley James Coshow
Henry McDonald Robert Jeangerard Henry D Antonio
Jerry Vayda Richard Walsh Richard Baker
    Sel. Jacob Saltiel

Plantilla Filipinas

Carlos Loyzaga Ramon Manulat Carlos Badion
Roberto Yburan Alfonso Marquez Kurt Bachman
Costancio Ortiz Jeronimo Cruz Eduardo Lim
Emilio Achacoso Mariano Palentino Oscar Amarilla
Lorento Carbonell   Sel. Virgilio Dalupan

Plantilla México

Jaime Rodriguez José M. Lozano Armando Herrera
Daniel Cuevas Ignacio Chavira Jorge Rentería
Carlos Quintanar Felipe Manzo Hugo Orozco
Hector Aispuro Edmundo Marquez Arturo Escalera
    Sel. Agustin García

Plantilla URSS

Valdis Muzhnieks Maygonis Valdmanis Vladimir Torban
Guran Minashvili Victor Zubkov Arcady Bochkarov
Yan Krumis Mijail Semionov Yuri Korneev
Yuti Ozerov Oleg Kutuzov Guram Abashidze
    Sel. Prudencio Pena

Plantilla Uruguay

Washington Poyet Hector Garcia Nelson Chelle
Raul Ebers Mena Manuel Usher Ferrer Alvaro Roca
Carlos Blixen Milton Scaron Ramiro Cortés
Octavio Pedragosa Adolfo Lubnicki Sergio Matto
    Sel. Olguiz Rodríguez

Plantilla Puerto Rico

Salvador Dijols Johnny Baez Martin Jimenez
Jose A. Carillas Juan Vicens Jose A. Cestero
Jose A. Ruano Evelio Droz Jose A. Morales
Johnny Rodríguez   Sel. Victor Mario Pérez

Clasificación Final

Oro Brasil
Plata EEUU
Bronce Chile
Formosa
Puerto Rico
URSS
Bulgaria
Filipinas
Uruguay
10º Argentina
11º República Árabe Unida
12º Canadá
13º México

Quinteto Ideal

Juan Vicens Puerto Rico
Jerry West EEUU
Juan Baez Puerto Rico
Oscar Robertson EEUU
Amaury Pasos Brasil

Máximo anotador

James T.L. Chen (Formosa) 20,1 puntos por partido

Curiosidades

  • La Unión Soviética ganó el torneo pero fue prohibido del título al no presentarse a jugar ante Formosa, ya que los soviéticos no reconocían a este país sino a la República Popular China. Tampoco lo hizo Bulgaria y aunque se respetaron los resultados obtenidos, ambos conjuntos fueron relegados a las últimas posiciones de la liguilla final.

Resumen del campeonato

El tercer Mundial de Básquetbol, que se desarrolló en Chile entre el 16 y 31 de enero de 1959, estuvo marcado por varios incidentes que dificultaron su normal desarrollo. En principio, el país organizador se había comprometido a construir un estadio para los primeros meses de 1958. Pero, al no poder concluir la obra, la Federación Chilena logró que el torneo se postergara un año. Sin embargo, el plazo tampoco fue suficiente y, con la aprobación de la F.I.B.A, el torneo se llevó a cabo en el estadio Nacional de Santiago. Las rondas preliminares se desarrollaron en las subsedes Antofagasta, Concepción y Temuco, en tanto que la de consuelo se efectuó en Valparaíso.

Pero los problemas continuaron. Otro inconveniente surgió cuando la Federación Uruguaya cuestionó el sorteo e incluso la organización del campeonato. Luego, la U.R.S.S, ganador de todos los partidos que disputó, no pudo alzarse con el título, por las diferencias políticas y enturbiaron el normal desarrollo del torneo.

En el grupo A, con sede en Concepción, jugaron Estados Unidos, Formosa (Taiwán), Argentina y laRepública Árabe Unida (RAU). Estados Unidos, campeón en la edición anterior, envió al Mundial aun equipo formado por jugadores de la Fuerza Aérea, mientras que preparaba al mejor equipo que se había visto hasta la fecha para participar el año siguiente en los Juegos Olímpicos de Roma. Los Jerry West, Oscar Robertson, Walt Bellamy o Jerry Lucas estaban reservados para miras superiores como el oro olímpico y, como siempre hasta la fecha, no acudieron al Mundial.
Aún así, los estadounidenses mostraron un buen nivel en la primera fase y no tuvieron problemas para ganar con autoridad sus tres encuentros, uno de ellos superando la centena de puntos (103-58 ante la RAU). Formosa dio la sorpresa al imponerse a Argentina (63-56) y a la débil RAU (71-69) y acompaño a Estados Unidos a la fase final como segundo de grupo. Los problemas
políticos, como veremos se oteaban en el horizonte.
Temuco acogió al grupo B, el más fuerte de todos. Brasil vigente subcampeón mundial, Unión Soviética, subcampeón olímpico en Melbourne 56 aunque barrida en la final por unos Estados Unidos comandados por Bill Russel, y Canadá formaban un trío de aspirantes de gran nivel
mientras que para México quedaba reservado el papel de comparsa. La igualdad fue la tónica que marcó el desarrollo del grupo. Brasil ganó a Canadá (69-52) y perdió con la Unión soviética (73-64) pero la derrota de estos con Canadá (63-54) provocó un triple empate toda vez que los
tres ganaron a México. La diferencia de puntos fue favorable a brasileños y soviéticos que pasaron a la siguiente fase en el grupo de los mejores.
En Antofagasta se celebraron los partidos del grupo C con Bulgaria imponiéndose cómodamente a Puerto Rico (67-55), Filipinas (85-61) y Uruguay (65-58). La selección boricua se repuso a su mal inicio ante Bulgaria y se ganó el derecho a estar entre los mejores al vencer a Filipinas (76-63) y Uruguay (78-64). Los uruguayos, medalla de bronce en los juegos de Melbourne, fueron la decepción y demostraron que sus exigencias de nuevo sorteo no se correspondían con su momento de juego. 

La presencia de Formosa -la China nacionalista de Chiang Kai-Shek- que no era reconocida por la Unión Soviética y Bulgaria, auguraba problemas. William Jones lo sabía y por ello programó para las últimas jornadas los encuentros entre los chinos y los dos países comunistas con la esperanza de ganar tiempo.

La Unión Soviética se mostró intratable durante todo el certamen con su estrella Víctor Zunkov al mando bien secundado por los Muzhnieks, Seminov, Korneev o el capitan Valdmanis. Los hombres dirigidos por Stepan Spandarian fueron dejando enemigos en la cuneta con gran
facilidad; Puerto Rico (84-55), Brasil (66-62), Bulgaria (78-58), Chile (75-49) y Estados Unidos (62-37) cayeron ante el rodillo soviético. Mención especial hay que hacer de esta victoria sobre los estadounidenses pues, además de su contundencia, era la primera vez que un equipo soviético se imponía en baloncesto a uno estadounidense, después de haberse visto las caras en siete ocasiones.
El oro parecía destinado a ser recogido por la selección soviética pero la política de la época -no olvidemos que estábamos en plena “guerra fría”- terminaba imponiéndose a los nobles dictados del deporte. En la penúltima jornada del torneo, la Unión Soviética debía enfrentarse a Formosa, un rival de escasa entidad, con lo que cerraría su participación ya que en la última jornada le correspondía descansar. Sin embargo el delegado de la expedición sovietica había avisado antes de que su equipo no se presentaría a jugar con Formosa, pues las autoridades comunistas no reconocían a este país sino a la China de Mao Tse Tung (ahora Mao Ze Dong). China había ingresado en la FIBA en 1936. Tras la Segunda Guerra Mundial el país asiático vivió una larga y dramática guerra civil que finalizó con el triunfo de los comunistas fieles a Mao,
mientras que los partidarios del general Chiang Kai-Shek instalaron un gobierno en el exilio en la isla de Formosa. En 1952 el máximo organismo baloncestístico reconoció a Formosa, al tiempo que mantenía los derechos la antigua Federación ahora con el nombre de Asociación de Basketball de la República Popular China.
Formosa había acudido al Mundial de Río de Janeiro sin que hubiera problemas, dada la ausencia de los países comunistas de Europa a excepción de Yugoslavia que siempre fue por libre. La FIBA, conocedora de los problemas que podían suscitarse nunca se refirió a Formosa, ni
en clasificaciones, calendarios o normas de competición, como República Nacionalista de China. Pero eso no contaba para la delegación que participaba en el Mundial, hasta el punto que en sus camisetas figuraba grabado el nombre de China. Búlgaros y soviéticos protestaron y amenazaron con no jugar pero no fueron oídos.
El 30 de enero a las 9 de la noche hora local, los jugadores de Formosa, con su logotipo de China en las camisetas, esperaban a sus rivales soviéticos. Pero la espera fue infructuosa, los soviéticos, virtuales campeones, cumplieron sus amenazas y no se presentaron al partido. Cerca
de 30.000 espectadores aguardaban el comienzo del encuentro pero solo pudieron escuchar a un atribulado William Jones que pedía disculpas por lo ocurrido. Formosa ganó el partido por 2-0 pero incluso con esa mínima derrota el título correspondía a los soviéticos que habían ganado
todos sus encuentros anteriores.
La sanción no podía quedar en la mera pérdida del partido. No parecía lógico que subiera al podio un equipo que se había negado a jugar un partido, con el quebranto económico que había producido y con la mala imagen creada. Durante la mañana de la jornada de clausura William
Jones tuvo que recurrir a sus mejores dotes diplomáticas.

Los organizadores clamaban por las perdidas que iba a ocasionar una jornada de clausura totalmente descafeinada, la mayoría de los miembros de la FIBA pedían una sanción ejemplar para los soviéticos -y por añadidura para los búlgaros que ya habían anunciado que no se
presentarían ante Formosa esa misma tarde-, pero William Jones miraba mas lejos y trataba de contentar a todos. No quería oír hablar de una sanción dura que apartara por unos años al baloncesto soviético de las competiciones continentales, máxime cuando en el horizonte se
encontraban los Juegos Olímpicos de Roma 60, pero tampoco podía pasar por alto un hecho semejante. Así que decidió que soviéticos y búlgaros fueran relegados a las dos últimas posiciones del grupo, pero sin anular los resultados habidos. De esa forma conseguía la
continuidad en las competiciones futuras de los países comunistas y contentaba a los organizadores dado que la última jornada recuperaba el interés al abrir las posibilidades de que Chile fuera campeón si ganaba en la última jornada a Brasil por doce puntos.

Mientras la expedición soviética se preparaba para regresar a su país con el convencimiento íntimo de ser los campeones morales del torneo, la jornada de clausura presagiaba grandes emociones con la disputa del duelo entre brasileños y chilenos. Ni que decir tiene que el Estadio
Nacional de Santiago presentaba una gran entrada de más de 30.000 espectadores que esperaban el milagro de una rotunda victoria de su equipo que le diera el oro.
El conjunto brasileño, en el que Wlamir Marques y Amaury Pasos ya habían adquirido la experiencia que les faltó en el anterior Mundial disputado en su país, era muy superior a los chilenos. Pese a que fueron derrotados por los soviéticos en las jornadas precedentes, su victoria
ante Estados Unidos (81-67), nada más producirse la incomparecencia de la Unión Soviética ante Formosa, les había dado merecidamente la medalla de plata. Ahora se encontraban con la ocasión de mejorar su clasificación y no estaban dispuestos a dejar pasar la oportunidad.
Eran superiores a los chilenos y los sabían, pero querían huir de cualquier tipo de confianza, la experiencia de los Mundiales de fútbol y baloncesto perdidos ante su público en un pasado todavía reciente habían dejado huella.
Los brasileños no dejaron siquiera que los chilenos soñaran con acariciar el oro. Desde el primer instante impusieron su juego alegre y atlético abriendo una profunda brecha en el marcador. Wlamir Marques (17 puntos) y Amaury Pasos (16), bien acompañados por el capitán Zenny de
Acevedo (8) y por Pedro Fonseca (11), se mostraron imparables. Los 16 puntos de ventaja que señalaba el marcador al final de la primera parte (37-21) parecían definitivos, sin que una tímida reacción chilena al comienzo de la segunda parte de la mano de Luis Salvadores (15 puntos)
pusiera en peligro el triunfo brasileño. El resultado final (73-49) es un fiel reflejo de la solidez de un conjunto brasileño que ganó su primer Mundial cuando las circunstancias le eran mas adversas y pocas horas después de que celebrara con júbilo la plata que su victoria ante Estados Unidos le otorgaba.
La derrota ante Brasil relegó a Chile, entrenado por el norteamericano Kenneth Davidson, a la tercera plaza pese a que solo ganó dos de sus seis partidos (ante Puerto Rico y Formosa), mientras que Estados Unidos, vapuleado por la Unión soviética y Brasil, se hacía con la medalla
de plata, lo que en nada puede hacer olvidar que ese equipo fue uno de los más flojos de su historial en competiciones internacionales. Su nombre más importante era Jerome Vaida, uno de los mejores anotadores del certamen.

Formosa, país causante involuntario de todo el lío, se hacía con la cuarta plaza final ¡sin ganar un solo partido en la cancha! Sus triunfos por 2-0 ante la Unión soviética y Bulgaria valieron a los chinos nacionalistas para finalizar en un puesto privilegiado. Y la cosa habría sido mejor si en la primera jornada no hubieran perdido con Chile por la mínima (86-85) y tras una prórroga.
Puerto Rico fue quinto y en la fase de consolación Filipinas fue el mejor mientras que la gran decepción la produjo Canadá, que solamente fue capaz de vencer a México después de haber conseguido imponerse a la Unión Soviética (63-54) en la primera fase.

La medida de efectuar el torneo en el Estadio Nacional de fútbol de Santiago, tras las dificultades con la construcción del gimnasio, resultó acertada. La mayor capacidad de las tribunas benefició a la organización. Con 23.143 entradas vendidas, la octava jornada resultó la de mejor recaudación. La serie decisiva  fue presenciada en total por 178.962 espectadores, con un promedio de 16.270 por jornada. Ese día se enfrentaron Brasil- Puerto Rico y el clásico Unión Soviética- Estados Unidos, con victoria de los europeos por 62 a 37, que se convertiría en la derrota más amplia sufrida por una selección estadounidense en un Mundial. Como consuelo les quedó el recuerdo de haber superado por primera vez los cien puntos en una Copa del Mundo. Ocurrió en una ocasión del triunfo ante Egipto por 103 

Mundial Brasil 1954

Sedes

Ciudad Instalación Capacidad
Río de Janeiro Maracanazinho 35.000

Equipos participantes

Brasil Uruguay
Canadá Filipinas
Chile Formosa
EEUU Francia
Paraguay Israel
Perú Yugoslavia

Plantillas de las selecciones

Plantilla Brasil

Hélio Marques Pereira Godinho Wlamir Maruqes Angelo Bonfietti Angelim
Zenny de Azevedo Algodao Almir Nelson Almeida Wilson Bombarda
Jamil Gedeao Alfredo Rodrigues da Motta Thales Monteiro
Mayr Facci Jose Henrique de Carli Amaury Pasos
Mario Jorge da Fonseca Hermes Fausto Suceda Rasga Sel. Togo Renan Soares “Kanela”

Plantilla Canadá

Carl Ridd Mike Spack Roy Burkett
George Delkers Ralph Watts Andy Spack
Doug Gresham Ken Callis Herb Olafson
Wally Parobec   Sel. Jim Bullock

Plantilla Chile

Juan Zitko Carmona Victor Mahana Bradie Hernán Raffo Abarca
Salomón Awad Wehbi Dante Gianini Portella Milenko Skonic
Raúl Urra da Forno Juan Ostosic Ostosic Raúl Emilio Lopez
Pedro Araya Zavala Rolando Etchepare Sel. Kenneth Davidson

Plantilla Formosa

Hoo Cha-Pen Ling Jing-Huan Tong Suet Fong
Wang Yih-Jiun Ng Ynet-On Poon Joachim
Lee Edward Yao Jao-Quin Yap James
Lai Lan Kang   Sel. Nin Ping-Yih

Plantilla EEUU

Don Penwell Kirby Minter Richard Retherford
Richard Waine Gott Dan Khaler Joseph Stratton
Allen Kelley Forrest Hamilton Kendall Sheets
Bert Born Jr. Blake Williams Sel. Warren Womble

Plantilla Filipinas

Lauro Mumar Francisco Rabat Napolón Flores
Mariano Palentino Benjamin Francisco Rafael Barretto
Ponciano Saldana Florentino Batista Ramon Manulat
Bayani Amador Antonio Genato Carlos Loyzaga
    Sel. Herminio Silva

Plantilla Francia

Roger Haudegand Robert Zagury Robert Monclar
Jacques Freimuller Jean Perniceni Henri Rey
Roger Antoine Grange Henri Jacques Dessemme
André Buffiere Louis Bertorelle Jean Paul Beugnot
Paul Schlupp Paul Gominon Sel. Robert Busnel

Plantilla Israel

Abraham Shaneir Zekharya Afri Jean Perniceni
Moshe Fecher Reuven David Cohen Makhouf Israel Tavil
Szymon Shelah Yehuda Gafni Rafael Ram
Marcel Hefez Mordihai Azriel Luboshitz Dan Erez
    Sel. Jacob Saltiel

Plantilla Paraguay

Antonio Zapattini Reinaldo Calcena Antonio Coscia
Gustavo Bendlin Oswaldo Mongelós Francisco Yegros
Rubén Olvarrieta Federico Abente José Gorostiaga
Jorge Bogado Arístides Isusi Oscar Amarilla
    Sel. Carlos Rojas y Rojas

Plantilla Perú

Alvaro Castro Amafi Lucioni José Chocano
Rodolfo Salas Eduardo Fiestas Hernán Sánchez
José Vizcarra Virgilio Drago Víctor Obando
Guillermo Toro Aurelio Moreira Jorge Ferreiros
Isaack Loveday   Sel. Luis Alberto Sánchez

Plantilla Uruguay

Martín Acosta y Lara Enrique Baliño Héctor Costa
Nelson Demarco Carlos Roselló Julio César Gully
Adesio Lombardo Roberto Lovera Sergio Matto
Raúl Mera Oscar Moglia Héctor García
Manuel Usher Ferrer Omar Zubillaga Sel. Prudencio Pena

Plantilla Yugoslavia

Bogdan Muller Mirko Marjanovic Milan Bjegojevic
Djordje Andriajasevic Lajos Engler Djordje Konjovic
Dragan Godzic Aleksandar Blaskovic Vilmos Loczi
Borislav Djurcic   Sel. Aleksandar Nikolic

Partidos de la competición

Ronda preliminar Grupo A

Filipinas 64 – 52 Paraguay
Brasil 99- 62 Ecuador
Paraguay 52 – 61 Brasil
Clasificación    
1 Brasil 2 Filipinas 3 Paraguay

Ronda preliminar Grupo B

Canadá 68 – 58 Perú
Canadá 37 – 59 EEUU
EEUU 73 – 51 Perú
Clasificación    
1 EEUU 2 Canadá 3 Perú

Ronda preliminar Grupo C

Yugoslavia 52 – 55 Uruguay
Francia 67 – 60 Yugoslavia
Uruguay 58 – 46 Francia
Clasificación    
1 Uruguay 2 Francia 3 Yugoslavia

Ronda preliminar Grupo D

Israel 45 – 49 Formosa
Formosa 66 – 68 Chile
Israel 55 – 49 Chile
Clasificación    
1 Formosa 2 Israel 3 Chile

Ronda de clasifación

Yugoslavia 62 – 70 Chile
Paraguay 66 – 58 Perú
Yugoslavia 86 – 84 Perú
Chile 57 – 60 Paraguay
Yugoslavia 62 -67 Paraguay
Perú 48 – 52 Chile

Ronda final

Canadá 50 – 43 Israel
Francia 57 – 49 Uruguay
Formosa 44 – 61 Brasil
Filipinas 43 – 56 EEUU
Uruguay 66 – 67 Canadá
Israel 48 – 68 Brasil
Francia 49 – 70 EEUU
Formosa 38 – 48 Filipinas
Canadá 67 – 82 EEUU
Uruguay 59 – 64 EEUU
Israel 56 – 90 Filipinas
Francia 58 – 48 Formosa
Canadá 50 – 84 EEUU
Brasil 57 – 41 Filipinas
Uruguay 67 – 62 Formosa
Canadá 50 – 84 EEUU
Brasil 57 – 41 Filipinas
Uruguay 67 – 62 Formosa
Israel 48 – 45 Francia
Canadá 76 – 83 Filipinas
EEUU 72 – 28 Formosa
Brasil 49 – 36 Francia
Uruguay 73 – 69 Israel
Canadá 61 – 74 Formosa
Filipinas 66 – 60 Francia
EEUU 74 – 30 Israel
Brasil 60 – 45 Uruguay
Canadá 62 – 66 Francia
Formosa 51 – 38 Israel
Filipinas 67 – 63 Uruguay
EEUU 62 – 41 Brasil

Clasificación Final

Oro EEUU
Plata Brasil
Bronce Filipinas
Francia
Formosa
Uruguay
Canadá
Israel
Paraguay
10º Chile
11º Yugoslavia
12º Perú

Quinteto Ideal

Kirby Minter EEUU
Joe Stratton EEUU
Zenny de Azevedo “Algodao” Brasil
Wlamir Marques Brasil
Oscar Moglia Uruguay

Máximos anotadores

Oscar Moglia (Uruguay) 168 puntos

Curiosidades

  • La selección de EEUU fue representada por el equipo de Peoria Caterpillars, que había ganado el torneo de la Unión Atlética Amateur de los Estados Unidos (AAU).

Resumen del campeonato

El segundo Mundial de la historia también tuvo lugar en Sudamérica, como en realidad ocurrió con los cinco primeros. Estados Unidos tomaría la posta como campeón. Argentina no participó.

En un principio, San Pablo había sido designada como sede ya que por esas fechas se conmemoraba los 400 años de su fundación. Sin embargo, este proyecto inicial propuesto por Alberto Curi, por entonces titular de la Federación Brasileña de Básquet, se vio frustrado. Graves problemas en la estructura del techo del estadio obligó a la organización a trasladar el campeonato a Río de Janeiro.

Este no fue el único inconveniente que debió afrontar el torneo. Varios equipos del bloque socialista del este europeo no pudieron participar porque Brasil no mantenía relaciones diplomáticas con estas naciones. De esta forma, la Unión Soviética, Hungría y Checoslovaquia fueron reemplazados por Francia, Israel y Yugoslavia. La ausencia de estos conjuntos disminuyó notablemente el nivel del campeonato.

Argentina que había conquistado la medalla de plata en el Panamericano del 51’ y el cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Helsinki 52’, tampoco concurrió a la cita mundialista, debido a que el gobierno de Juan Domingo Perón también sostenía diferencias políticas con el gobierno brasileño.

El campeonato tenía tres claros candidatos: Estados Unidos, Brasil y Uruguay. El local contaba con figuras de la talla de Amaury, Algodón (Zenny de Acevedo), Passos, Almir, Edson, Rosabranca y Jathyr. Estados Unidos, que como ocurriera en la edición anterior, estuvo representado por el equipo amateur Peoria Caterpiller. Uruguay hacía su debut en estos torneos y traía como antecedente la medalla de bronce conquistada en los Juegos Olímpicos del 52, tras vencer a Argentina. Los tres equipos acabaron invictos en sus respectivos grupos. Sin embargo, en la ronda final, donde se enfrentaban todos contra todos, Estados Unidos mostró una clara superioridad. Uruguay no mantuvo el nivel de la etapa clasificatoria y cayó derrotado sorpresivamente ante Francia, Canadá, Estados Unidos y Filipinas.

En la jornada final, 30.000 personas llenaron el Maracanazinho con la ilusión de ver a la selección verde-amarela alzarse con la Copa. Pero, Estados Unidos le arrebató de sus manos el título, que conducidos por John Staton desplegaron un juego contundente y efectivo.  Nueve victorias contra ninguna derrota y treinta puntos de diferencia promedio, son los números que muestran la superioridad desplegada por los inventores del balonscesto sobre el resto de los participantes.

Medallero histórico

SelecciónOroPlataBronceTotal
Yugoslavia54211
EEUU53412
Rusia35210
Brasil2226
España20 0 2
Argentina1203
Grecia010 1
Turquia010 1
Chile00 22
Francia0022
Filipinas0011
Croacia0011
Alemania0011
Lituania0011

MVP

Año MVPSelección
1950Oscar FurlongArgentina
1954Kirby MinterEEUU
1959Amaury PasosBrasil
1963Wlamir MarquesBrasil
1967Ivo DaneuYugoslavia
1970Sergei BelovURSS
1974Dragan KicanovicYugoslavia
1978Drazen DalipagicYugoslavia
1982Rolando FrazerPanamá
1986Drazen PetrovicYugoslavia
1990Toni KukocYugoslavia
1994Shaquille O´NealEEUU
1998Dejan BodirogaR.F. Yugoslavia
2002 Dirk NowitzkiAlemania
2006Pau GasolEspaña
2010Kevin Durant EEUU
2014Kyrie IrvingEEUU
2019Ricky RubioEspaña

Máximos anotadores

JugadoresSelecciónPuntos
Oscar SchmidtBrasil843
Luis ScolaArgentina823
Andrew GazeAustralia594
1963Yugoslavia563
Piculin OrtizPuerto Rico511
Dragan KikanovicYugoslavia491
Pau GasolEspaña482
Panagiotis GiannakisGrecia469
Juan Carlos NavarroEspaña462
Marques WlamirDrazen Petrovic437

Los origenes

La historia del Campeonato Mundial está íntimamente ligada a la trayectoria personal de William Jones, el hombre que movió los hilos del baloncesto mundial en plena posguerra desde su despacho de la UNESCO, organismo del que era alto funcionario en Munich. Como un visionario más de los muchos que han acelerado los logros de la humanidad, William Jones se marcó un gran objetivo: convertir el baloncesto en uno de los motores que sacara a la sociedad de la depresión en que estaba sumida tras la espantosa guerra padecida.
Los Juegos Olímpicos de Londres significaron el primer paso para esta lenta recuperación de las heridas dejadas por la guerra. El baloncesto se apunta un gran éxito. Estados Unidos consigue el oro con facilidad, pero la participación es muy numerosa y el nivel de algunos equipos mejor de lo esperado tras un lustro de inactividad. Con este telón de fondo y las buenas vibraciones provocadas por el desarrollo de los Juegos, William Jones se embarca en la tarea de organizar un Campeonato Mundial y designa como país organizador a Argentina.
El 22 de Octubre de 1950 en el célebre Luna Park bonaerense se lanza el balón al aire con el  que dará comienzo el primer partido de un Mundial. Perú y Yugoslavia tienen el honor de enfrentarse en un enfrentamiento histórico resuelto por un escaso 33-27 a favor de los peruanos.
Diez equipos participaron en este gran acontecimiento deportivo que contó con el apoyo total del gobierno argentino del General Perón, se saldó con el triunfo del equipo anfitrión y padeció la primera intromisión de la política al negarse Yugoslavia a jugar contra España.
Estas primeras ediciones quedaron marcadas por la mala organización y los frecuentes incumplimientos en materia de instalaciones, la intromisión de la política en la marcha de la competición y la pujanza del equipo brasileño. En el primer aspecto hay que destacar el traslado desde Sao Paulo a Río de Janeiro (1954) por no haberse finalizado la cancha prevista, motivo similar al que obligó a retrasar la edición chilena (1959) y disputar los encuentros en campos de fútbol, o el frío que padeció Montevideo (1967). La política que apareció en la primera edición
con la incomparecencia yugoslava ante España, continuó en tierras chilenas al negarse la Unión Soviética y Bulgaria a jugar contra Taiwán, lo que costó el titulo a los soviéticos, y culminó en 1962 con la negativa filipina a otorgar visados a los países comunistas de Europa, lo que motivó
la anulación del Campeonato y su traslado a Brasil, país que en el plano deportivo dominó las primeras ediciones con dos títulos y otros tantos
subcampeonatos.
La relajación en la “guerra fría” entre Estados Unidos y la Unión Soviética a comienzos de la década de los años setenta ahuyentó los
fantasmas de los problemas políticos, al tiempo que una cierta madurez de la competición permitió solventar los problemas de las infraestructuras. A partir de la edición disputada en Yugoslavia en 1970, el Campeonato entra en una fase de normalidad en la que solamente las flojas actuaciones de Estados Unidos -volcado en los Juegos Olímpicos, pero a espaldas del Mundial,- empañan la competición.
Son tiempos en los que Yugoslavia, con sus míticas estrellas Slavnic, Cosic, Kikanovic… y la URSS con los Sergei y Alexander Belov, Paulaskas, Tkachenko…, se alternan en la conquista del oro, siempre con Brasil como tercero en discordia ante el desinterésnorteamericano.
El campeonato del Mundo sale incólume de los sucesivos boicoteos a los Juegos Olímpicos de Moscú (1980) y Los Ángeles (1984). Este hecho
fortalece la competición, consigue que Estados Unidos envíe equipos de gran nivel a Colombia (1982), pese a caer en la final contra la URSS, y
España (1986) donde consiguen el título con un conjunto jovencísimo compuesto por futuros talentos de la NBA como David Robinson o Tyrone
Bogues entre otros. Aquel Mundial de 1986 con 24 equipos en liza marca un punto de inflexión en su desarrollo: canchas excepcionales, un público volcado y un espectáculo deportivo de primer nivel transmitido por televisión a todo el mundo.
La autorización de la FIBA para que los jugadores de la NBA participen en todas las competiciones y la desmembración de la Unión Soviética y Yugoslavia en diversas repúblicas independientes marcaron el inicio de una nueva etapa que tuvo por escenario las ciudades canadienses de Toronto y Hamilton en 1994.
 
A partir de esa edición, en la que Estados Unidos fue el equipo campeón, Yugoslavia en dos ocasiones y España entras dos ocasiones han entrado a formar parte de ese prestigioso club de los mejores equipos de baloncesto de las historia de los mundiales.

Share this…
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter