Cherin Miller, una contrastada pívot estadounidense de 34 años y 192 centímetros de altura que ha vuelto a jugar después de un año de inactividad en el Cesme Basketbol Izmir, en la TKBL –segunda categoría del baloncesto turco–, donde disputó cuatro encuentros. Aunque ahora trabajará a las órdenes de Pepe Vázquez, vuelve ocho años después al cuadro berciano, con el que se estrenó en la Liga Femenina Endesa en la primera campaña del club en la máxima categoría.

Con una fugaz experiencia en la WNBA en 2009 con las Detroit Shock, la jugadora nacida en New York atesora una larga trayectoria en el baloncesto europeo y gran experiencia en la Liga Femenina Endesa, en la que ha participado en 96 partidos y en la que podrá volver a jugar este jueves frente a SPAR Gran Canaria. Debutó en la máxima categoría del básquet femenino español en la 2012-2013, la única que estuvo en la escuadra del Bierzo Alto. En ella, pese a no acumular unos números deslumbrantes, sí que tuvo un papel determinante en algunos de los cinco triunfos que cosechó el equipo dirigido entonces por Chiqui Barros.

Amplia experiencia en España y Europa

Su primera experiencia en España, no obstante, se produjo en la 2009-2010 y también con el propio Barros en las filas del Universitario de Ferrol, aunque en este caso en la segunda categoría. Tras su paso por Bembibre, se fue a Gernika, donde estuvo dos campañas y logró el ascenso a la Liga Femenina Endesa en 2014. Tras esa segunda experiencia en la máxima categoría, en 2015 volvió a coincidir con el técnico ferrolano en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) de Ecuador, conjunto al que regresó en 2018 tras acabar esa temporada en el Durán Maquinaria Ensino e iniciarla en el Satu Mare rumano.

En ese 2018 inició su última etapa en España, en este caso en Lugo, donde permaneció hasta 2020 y llegó a disputar la Copa de la Reina. Al principio del pasado curso, pese a haber renovado su contrato, dejó el cuadro ensinista por problemas familiares relacionados con la COVID-19 y recientemente firmó por el Cesme Basketbol Izmir. En el equipo turco disputó cuatro partidos, en los que promedió más de 13 puntos y más de 9 rebotes. También tuvo una breve experiencia durante la temporada 2015-2016 con el Mann-Filter Zaragoza, aunque acabó fichando por el Madeira portugués antes de irse al Hapoel Zichron de Israel.

Miller se formó en la Universidad de Florida State, donde firmó una gran carrera y acabó siendo elegida en el Draft de la WNBA en 2009 después de vivir durante la campaña 2008-2009 su primera experiencia overseas en República Checa con el Brno. En la siguiente, tras no empezar la temporada con el Mondeville francés, se estrenó en el baloncesto español en Ferrol, donde ya coincidió con Marta Tudanca. Antes de firmar por la entidad de la villa del Boeza para volver a jugar con la alero vitoriana, pasó por el Lupa Promotion Novi Zagreb croata en la 2010-2011 y el Basket Calais de la segunda categoría gala en la 2011-2012.