La ala-pívot estonia Kadri-Ann Lass jugará en el Embutidos Pajariel Bembibre durante el curso 2021-2022. Internacional absoluta, militó la pasada campaña en el Uni Györ húngaro tras jugar en el polaco Wisla Can-Pack de Cracovia el año anterior y desarrollar su formación en la Liga Universitaria de Estados Unidos (NCAA).

Cuando aún quedan tres meses para que comience su andadura en su décima temporada en la Liga Femenina Endesa, el Embutidos Pajariel Bembibre sigue trabajando para conformar una plantilla ilusionante. La séptima incorporación será la ala-pívot estonia de 24 años Kadri-Ann Lass, que llega al Bierzo procedente de la Liga de Hungría después de jugar durante el último curso en uno de los conjuntos más potentes del país magiar, Uni Györ, con el que participó en la Eurocup. De 191 centímetros de estatura, es internacional absoluta y disputó la fase de clasificación para el Eurobasket.

Nacida en la localidad estonia de Tartu, Lass inició su carrera deportiva en el Audentese SG/Noortekoondis de su país, en el que militó de 2010 a 2015 con dos breves pasos en 2013 y 2014 por el Eclex Tallin. Tras esta etapa en el país báltico, participó durante cuatro cursos en la Liga Universitaria de Estados Unidos (NCAA) con las Dukes de Duquesne, donde firmó una importante trayectoria ­­–registró una media de casi 11 tantos y cerca de 6 rebotes en su último año– llegando a coincidir con una exjugadora del Embutidos Pajariel Bembibre como Juca Vojinovic y con las hermanas españolas Laia y Judith Solé.


Experiencia internacional con su selección y a nivel de equipos
Después de finalizar su etapa formativa, fichó por uno de los clubes con mayor tradición en el baloncesto polaco, Wisla Can-Pack de Cracovia, donde coincidió con dos caras conocidas en el baloncesto español como Krystal Vaughn y Chloe Wells. Allí desempeñó un papel importante promediando casi 10 puntos y más de 5 rebotes, lo que le valió su fichaje por Uni Györ. En uno de los principales equipos de Hungría, quizá no tuvo el protagonismo esperado, aunque promedió más de 13 minutos en el campeonato doméstico con más de 4 tantos y más de 2 capturas por partido. Asimismo, disputó la segunda competición continental.

Internacional absoluta, participó en la fase de clasificación para el Eurobasket, en la que disputó cuatro partidos promediando 13 puntos y más de 4 capturas pese a medirse a selecciones como Bosnia y Herzegovina y Rusia. Su experiencia internacional comenzó en categorías de base con Estonia, consiguiendo una medalla de plata en el Europeo U18 de la División B. También ha estado en varios campeonatos de 3×3 en categoría absoluta y de formación, colgándose otra presea de plata en los Juegos Europeos de 2019.