Brooklyn Nets se hace con James Ennis y Shaquille Harrison, dos jugadores con amplia experiencia en la NBA, para intentar combatir la plaga de bajas que sufre por culpa de la pandemia. Los Nets tienen actualmente a 8 jugadores fuera por la Covid-19 (si incluimos a Kyrie Irving) y además está lesionado Joe Harris.

Para paliar la situación, los de Steve Nash hacen dos fichajes paliativos que les vendrán bien.

Ennis, alero de 31 años, jugó la pasada campaña en Orlando y acumula 388 partidos de temporada regular en la NBA con Heat, Grizzlies, Pelicans, Pistons, Rockets, Sixers y Magic, juegos en los que promedió 6,7 puntos y 3,3 rebotes. Llega gracias a que la NBA está dejando a los Nets tener más jugadores de los permitidos en su plantilla debido a sus muchas bajas.

Harrison, escolta de 28 años que no fue drafteado en su día tras jugar en Tulsa, firma con Brooklyn un contrato de 10 días. Harrison jugó el pasado curso en Jazz y Nuggets, y su historial en la NBA se compone de 173 encuentros de fase regular con Suns, Bulls, Jazz y Nuggets en los que promedió 5,2 puntos.