Isaiah Thomas ficha por Los Angeles Lakers. Hace unos días estaba sin equipo y ahora, el pequeño base zurdo, se incorpora al equipo angelino con un contrato de 10 días, tras brillar en el único partido que ha jugado en la G-League, donde se fue hasta los 42 puntos con los Grand Rapids Gold, el equipo vinculado a los Denver Nuggets, buscando lo que ahora ha conseguido: regresar a la NBA.

Thomas ya había defendido la camiseta oro y púrpura en 17 ocasiones durante la temporada 2017-18. A lo largo de su carrera de su once años ha jugado para ocho equipos distintos. El último, los New Orleans Pelicans, con los que apenas disputó tres partidos el curso pasado.

Los Lakers presentan actualmente numerosas bajas. Dos por lesión (Trevor Ariza y Kendrick Nunn) y otros tres debido a los protocolos de salud y seguridad (Dwight Howard, Malik Monk y Talen Horton-Tucker). Así, una de las condiciones para transformar esta hardship provision en un acuerdo estándar es el liberar un espacio en la plantilla.