El pivot de 34 años ha pasado menos de un año en Canadá, ya que llegó en noviembre de 2020 para suplir las bajas de Marc Gasol y Serge Ibaka, con un contrato de dos años y 14,3 millones de dólares no garantizado. 

El veterano pívot se quedó en un promedio de 6,1 puntos y 5,2 rebotes en 18,5 minutos por partido, lo que no ha convencido al equipo de Nick Nurse para contar con el aussie para el próximo curso.