Barça 81 – Joventut 87: Semifinales LF Endesa

El Joventut voló en el tercer cuarto para encarrilar un triunfo (81-87) que pone el 1-1 y le deja con el factor cancha a favor. 

El Joventut asaltó este domingo el Palau Blaugrana por primera vez desde el 2 de noviembre de 2014 (81-87) y, de este modo, empató las semifinales de la Liga Endesa frente al Barça, antes de que la serie se desplace a Badalona para la disputa de los próximos dos partidos.

A diferencia del primer duelo, de total dominio azulgrana (89-72), la Penya superó en agresividad al Barça, forzó 15 pérdidas e hizo mucho daño al contraataque (46-59, min.26) tras una primera mitad igualada (40-42 al descanso, 41-55 después), y de nada sirvió esta vez al cuadro local dominar el rebote (39-28).

Pese a su empeño por remontar en el último cuarto, el conjunto azulgrana fue incapaz de frenar a Ante Tomic en la pintura (24 puntos, máximo anotador del partido) y de contrarrestar el acierto verdinegro desde el perímetro (7 de 17, por el 7 de 21 del rival). Nick Calathes (15) lideró a los locales en ataque.

El Barça no pudo contar con Cory Higgins, baja de última hora por unos dolores en la zona lumbar originados por un golpe en el primer partido de la serie, y fue sustituido por Dante Exum; mientras que Pierre Oriola repitió como segundo descarte del entrenador Sarunas Jasikevicius.

El técnico lituano alertó antes del salto inicial de la necesidad de “preparase mentalmente para la reacción de la Penya”, pero, aun así, los verdinegros mandaron de inicio (3-8, min.3) gracias a su agresividad defensiva y la anotación del escurridizo Andrés Feliz (6 puntos en el primer cuarto).

Ante Tomic dominaba la pintura (7 puntos), más alto que Brandon Davies, pero el Barça, bajo la certera dirección de Nick Calathes (4 asistencias), volteó el marcador (25-19, min.7) impulsado por los puntos de Exum y Álex Abrines saliendo desde el banquillo (8 y 5, respectivamente).

Pau Ribas, en un ejercicio de liderazgo, encadenó 6 puntos para remontar al final del primer cuarto (26-27), y la igualdad siguió en el segundo periodo. El Barça pareció despegar pronto (35-28, min.13) con un juego coral, pero la Penya abortó la escapada (40-40, min.17) gracias a un Ferran Bassas infalible (8 puntos).

La agresividad defensiva del Joventut obstruyó el ataque del cuadro azulgrana, precipitado (9 pérdidas al descanso por una de la Penya) y fallón en el tiro (40-42, min.20). Con 10 puntos cada uno, Exum y Tomic fueron los máximos anotadores de la primera parte.

Sin perder un ápice de intensidad, el Joventut pudo correr y anotar fácilmente tras el descanso, con Feliz al volante y la irrupción ofensiva de Joel Parra (46-59, min.26).

Jasikevicius usó a Nico Laprovittola y Rokas Jokubaitis como acicate, pero el Joventut solo permitía canastas desde la línea de tiros libres, mientras que en el aro contrario el Barça era incapaz de cortar la hemorragia (53-65, min.30).

La disconformidad con algunas decisiones arbitrales despertó la versión más ruidosa del Palau Blaugrana, más todavía cuando Nigel Hayes-Davis recortó distancias (62-70, min.33), pero el Joventut redobló la intensidad defensiva para, aprovechando las prisas del Barça, amarrar un triunfo crucial (81-87).

El tercer y cuarto partido de la serie se disputarán el miércoles y el viernes en el Palau Olímpic de Badalona, donde el Barça ha caído en sus dos últimas visitas.

81- Barça (26+14+13+28): Calathes (15), Laprovittola (9), Hayes-Davis (10), Mirotic (11), Sanli (8) -equipo inicial-, Davies (-), Sergi Martínez (-), Smits (-), Abrines (11), Exum (12), Kuric (-) y Jokubaitis (5).

87- Joventut (27+15+23+22): Feliz (12), Ribas (6), Parra (10), Willis (7), Birgander (6) -equipo inicial-, Busquets (-), Paul (-), Ventura (3), Vives (6), Bassas (13), Maronka (-) y Tomic (24).