Brandone Francis no ha dado el rendimiento que se esperaba en el Gipuzkopa Basket. Su rol tenia que ser de referente en ataque pero no ha conseguido materializarlo.

El jugador caribeño ha dispuesto de 16 minutos por partido en el que ha promediado 4,9 puntos, 1,1 rebotes y 0,5 asistencias, con un porcentajes muy pobres en el tiro: 32% en los tiros de dos puntos y un triste 27% en los triples.