Destituito Martin Schiller  y dimite Toni Muedra en Casademont Zaragoza

Destituito Martin Schiller  y dimite Toni Muedra en Casademont Zaragoza

El equipo de Zaragoza no conoce la victoria

Martin Schiller ha durado cuatro partidos. El Casademont Zaragoza ha decidido prescindir del entrenador austriaco, fichado el pasado verano, después de no haber estrenado el casillero de victorias de las cuatro primeras jornadas de la Liga Endesa. Los maños y el Bàsquet Girona son los únicos conjuntos que aún no han ganado.

El club, que agradece la profesionalidad y dedicación del técnico, ha anunciado que Aleix Durán, hasta ahora entrenador ayudante, se hará cargo del equipo de manera provisional. El próximo compromiso del conjunto aragonés será el próximo sábado ante el Carplus Fuenlabrada, que precisamente también despidió a su entrenador, Josep María Raventós.

a destitución de Schiller conllevó también la marcha de Toni Muedra, el director deportivo de la entidad, quien presentó la dimisión inmediatamente después de la salida del técnico. Muedra ha sido el arquitecto del proyecto actual del Casademont Zaragoza, y también el máximo valedor del entrenador austriaco, de ahí que haya optado por abandonar un cargo al que accedió el pasado mes de febrero, entonces como sustituto de Pep Cargol. Ahora, la principal opción que maneja el club para el banquillo es Porfirio Fisac, quien ya dirigió con éxito al cuadro aragonés durante las temporadas 2018-19 y 2019-20.

Al margen de la contratación del nuevo técnico, el Casademont también tiene previsto acometer dos o tres nuevos fichajes para reforzar la plantilla, lo que implicaría la salida de tres jugadores del actual equipo. El Casademont está alineado ahora en la la penúltima posición de la tabla, con cuatro derrotas encajadas en los cuatro partidos disputados. Claudicó en Santiago de Compostela, ante el Obradoiro, en la jornada inaugural (76-73); cedió en casa, tres días más tarde, frente al UCAM Murcia (64-81); también mordió el polvo el pasado fin de semana, en Gran Canaria (88-72); y cayó el pasado domingo, frente al Baskonia (83-97), también en el pabellón Príncipe Felipe, en su actuación más reciente.