REAL MADRID 79 - UNICAJA 74

REAL MADRID (79)
(16-15-31-17)

Williams-Goss (5), Hanga (14), Causeur (8) Vukcevic (0) y Tavares (11) –cinco inicial– Heurtel (5) Rudy (10), Llull (13), Poirier (9), Randolph (3),Taylor (1) y Núñez (0).

UNICAJA (74)
(19-18-16-21)

Cole (3), Jaime Fdez. (11), Barreiro (9), Abromaitis (2) y Eric (8) –cinco inicial– Bouteille (14) Brizuela (4), Díaz (3), Alonso (8), Guerrero (6) y Suárez (6).


Partido correspondiente a la jornada 13 de la Liga Endesa celebrado en el Wizink Center de Madrid. El trío arbitral estuvo compuesto por Conde, Zamorano e Iyán González.

RESUMEN

En el primer cuarto se notó el cansancio en el equipo local y posiblemente el estado de ánimo tras la derrota tan reciente en el Palau y eso lo aprovecharon los visitantes para imponerse en el marcador 16- 19.

La defensa de Unicaja sorprendió a los blancos que no supieron resolver las continuas trampas defensivas que Katsikaris muy bien había preparado. Tan sólo un buen Causeur sostuvo a su equipo en el inicio con varias bandejas de izquierda, su mejor jugada individual. El segundo acto resultó ser una fiel copia del primero hasta casi en el marcador (15-18). El equipo de Laso no carburaba, se les notaba sin ritmo de juego y parecía que incluso la ventaja podía ser mayor para Unicaja, pero varias pérdidas de balón absurdas y el fallo en el triple hicieron que fuera de nuevo muy escueta la ventaja total en la primera parte +6.

Tras el descanso, pasó “lo de casi siempre” que es que los blancos salieron muy enchufados, sobre todo el increíble Llull, y a base de triples y defensa le dieron la vuelta al encuentro por completo. El parcial de 31- 16 cambiaba las caras de ambos entrenadores por completo para el Real Madrid. En el capítulo del rebote que tan superior fue Unicaja en la primera mitad, en este tercer cuarto lo echó por tierra ya que lo ganó el equipo local 11 a 4, dotando de segundas oportunidades a un despierto conjunto merengue. La relajación fue la nota predominante en el último cuarto en el Real, tratando de administrar la ventaja conseguida en el cuarto anterior. Tanto fue así que en el último minuto Unicaja se acercó hasta la diferencia de cinco puntos finales.

En definitiva, un partido muy gris de ambos conjuntos en el cual queda la sensación que Unicaja podría haber aprovechado más el bajo estado anímico y físico de un irregular Real Madrid, que con la inspiración de sólo un cuarto se llevó su victoria número 12 en las 13 jornadas disputadas.

CLAVES DEL PARTIDO

PORCENTAJE TRIPLES

Los integrantes del conjunto local obtuvieron un porcentaje en el tiro de 3 muy superior a los visitantes (46 % frente al 24 %). Anotar desde fuera es uno de los principios sobre los que debe asentarse un equipo si quiere ganar al Madrid, ya que interiormente son tan poderosos con sus dos torres Tavares-Poirier que obliga a utilizar el tiro exterior. En la tarde de hoy, Unicaja anotó tan sólo 6 triples de 25 intentos, insuficiente.

PROFUNDIDAD DE PLANTILLA

Las diferencias de profundidad de plantillas salen a relucir en los  momentos clave y hoy ha sido el caso. Cuando posees muchos jugadores de calidad, si un día no aparece uno, pues aparece otro. Los viejos rockeros nunca mueren y Llull y Rudy han conseguido levantar el ánimo de sus compañeros en momentos clave y han aparecido en ese mágico tercer cuarto. En Unicaja en cambio el bueno de Katsikaris no ha hallado la continuidad necesaria en su banquillo para castigar al equipo contrario, por ejemplo con un desacertado Brizuela (0 de 6 en triples).

 

El dato

MAL PARTIDO EN GENERAL

No resultó ser este clásico de nuestra liga un partido que pasará a la historia por su espectacularidad. Cada equipo con las limitaciones provocadas por muy diversas razones han ofrecido un partido bastante mediocre porque se sucedieron en total 24 pérdidas de balón. Este dato ofrece una idea muy aproximada del nivel de concentración en los jugadores de los dos equipos. Además fueron muy escasas las acciones rápidas y/o espectaculares en ambos lados de la cancha, excepción hecha de Llull y sus “mandarinas” que con tanta frecuencia ejecuta.

los más

SERGIO LLULL

El jugador de 34 primaveras que Laso ha reservado hasta el tercer cuarto ha resuelto el encuentro casi él solito, anotando 13 puntos cogiendo 3 rebotes y repartiendo 4 asistencias. No obstante, las estadísticas no lo cuentan todo porque el cambio que su energía sin fin genera en sus propios compañeros y en el público del Wizink es absolutamente incontestable. Muy bien secundado por otros dos veteranos como Rudy y Hanga el gran Sergi Llull ha demostrado una vez más que puede ofrecer mucho todavía al club de sus amores a pesar de lo mucho que lo ha hecho en su ya dilatado periplo blanco.

AXEL BOUTEILLE

El francés una vez más mostró su talento y su versatilidad ofensiva (14 puntos) ofreciendo algunas acciones de mucha calidad técnica. A pesar de no ser titular indiscutible y no contar con la confianza total de su técnico, si el jugador realiza partidos como el de hoy será muy complicado que no se convierta en pieza fundamental de este Unicaja que tanto acierto necesita para salir de la complicada situación clasificatoria actual (11º)

LoS MENOS

TRISTAN VUKCEVIC

No es justo incluir a un jugador de 18 años en este apartado pero objetivamente se lo merece. Pablo Laso le ofreció hoy un descanso absoluto y necesario a Yabusele y la titularidad a Tristan Vukcevic. No es muy importante la titularidad pero sí lo es el hecho de que el entrenador está depositando su confianza ciega en ti y el joven jugador ha dejado escapar esta nueva oportunidad Ha jugado casi la totalidad de ese primer cuarto en el que ha cogido 1 rebote y ha fallado el único tiro de dos que ha intentado. Y además de estos pésimos datos ha sufrido mucho en defensa no pudiendo parar a ninguno de los jugadores con los que se ha emparejado, lo que ha sacado totalmente de quicio a su “mentor” Laso. La juventud no debe ser más la excusa para ofrecer un progreso, que hasta ahora, es bastante lento, eso sí, está en las mejores manos.

COLE – ABROMAITIS

Uno 12 y otro 14 minutos son los que han disputado los americanos para obtener una valoración de -4 para Norris Cole y de 0 para Abromaitis. Muy escaso el bagaje de estos dos buenos jugadores estadounidenses que se deberían hacer notar muchísimo más sobre todo en la faceta ofensiva de su equipo. El hecho de que su entrenador no cuente más con ellos indica que su implicación con el equipo es más bien baja, a pesar de la calidad que ambos jugadores atesoran.

, ,

GALERÍA DE FOTOS

FOTOGRAFÍA: ACB Photo – P. Castillo 

Share this…
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter