Hoy hemos visto en la Fonteta el último partido de la temporada en la Eurocup, el camino se acabó aquí, este año pudo ser y después de una primera fase impoluta las derrotas contra Limoges y sobretodo la de la semana pasada en Salonika nos han sentenciado.

El partido no tuvo mucho que destacar, el equipo taronja ha conseguido una victoria cómoda ante un equipo que no se jugaba nada, que ha dado oportunidad a sus jugadores menos habituales y que no han tenido la intensidad mínima requerida. prueba de ello son los 19 rebotes ofensivos concedidos.

steffanson

Ahora nos queda centrarnos en el próximo partido de liga ante Joventud con el objetivo de seguir ganando partidos y de recuperar nuestras señas de identidad, intentar recuperar a jugadores que han sido importantes en este principio de temporada, sobretodo aqui destacaría a Fernando San Emeterio que parecía imparable y ahora le supone un esfuerzo tremendo conseguir anotar una canasta. Tenemos ya la Copa del Rey en el horizonte y el trabajo psicológico tiene que ser ahora fundamental, es necesario tener al mejor nivel al mayor número de jugadores posibles y que el equipo se imponga sobre las individualidades. Hay que confiar en un equipo que ha sido capaz de ganar 31 partidos en lo que llevamos de temporada, sólo hemos perdido 4 partidos, esta claro que en las últimas semanas estamos acumulando estas derrotas porque el equipo nos habia aconstumbrado mal, pero es imposible que se nos haya olvidado jugar o que el el fisico nos haya abandonado tan pronto.

Creo que tenemos que confiar en este equipo que todavía tiene que darnos muchas alegrias, esperemos que en la Copa sea una gran alegría.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter