Sin sorpresas en la Supercopa. La final será Barça – Madrid

 

El Real Madrid doblegó al Coosur Betis (69-100) en un partido que comenzó a romper en el tercer cuarto y donde su efectividad triplista marcó la diferencia. Gran estreno de Musa (21 puntos y cinco asistenas) con el conjunto madridista.

El Real Madrid, con un baloncesto brillante en muchos momentos, apabulló al Coosur Real Betis (69-100) e impuso su ley para acceder a su quinta final consecutiva de la Supercopa Endesa, de las que ha ganado las cuatro últimas, en un partido en el que, con el argentino Gabriel Deck (17 puntos) y el bosnio Dzanan Musa (21), no dio opción a un combativo conjunto sevillano.

Se medían en la primera semifinal el anfitrión y debutante en la competición, el Coosur Betis, con la ilusión de dar la sorpresa ante un ‘gigante’ como el nuevo Real Madrid de Chus Mateo, en su debut desde el inicio de una temporada tras sustituir en la pasada al mítico Pablo Laso. Una misión complicada para los de Luis Casimiro ante el equipo más laureado y vigente campeón del torneo.

El conjunto blaugrana remontó en el tercer cuarto y derrotó al Joventut Badalona (91-74) con un sensacional Laprovittola, autor de 26 puntos incluyendo un récord de 7 triples en partido de Supercopa Endesa.

Quince puntos del base argentino Nicolás Laprovittola en un tercer periodo que acabó con un parcial de 29-14 fueron determinantes para la clara victoria (91-74) del Barça sobre el Joventut en la segunda semifinal de la Supercopa celebrada este sábado en Sevilla.

El equipo culé se clasificó para reeditar la final contra el Real Madrid por cuarto año consecutivo y tratará este domingo de resarcirse de las tres derrotas que alinea de la mano de Laprovittola, que metió siete triples de diez intentos, lo que supone un récord en la historia de la competición.