El Unicaja Málaga quiere que su pívot Rubén Guerrero tenga más minutos y responsabilidades ACB y estudian su cesión al Monbus Obradoiro, equipo con merecida fama de entrenar y mejorar el rendimiento de los jugadores interiores

Guerrero (2.13, 26 años) lleva en Málaga desde el 2019. Este año promedia unas medias de 2.3 puntos y 2.4 rebotes en la liga Endesa, y 4.7 puntos y 2.0 rebotes en la BCL.

El pivot malagueño ha sonado durante las últimas semanas como posible incorporación del Coosur Betis que finalmente se ha decantado por la experiencia de Jacob Wiley.