[av_textblock size=” font_color=” color=” admin_preview_bg=”]

¿Y si ganamos hoy al Madrid?

Esta pregunta es la que recorrió la cabeza de todos los aficionados taronja ayer en los momentos previos al partido. Y si ganamos hoy, nos pondríamos por delante en la final de la liga, tendríamos en nuestra mano ser campeones el viernes y encima en casa ante nuestro público.

Está claro que todos soñamos con que esto, pero al despertar nos venían los miedos. El Madrid tiene a Llull, a Rudy, a Ayón, a Carroll, es muy dificil ganarles dos partidos seguidos..

Además pensamos tamién y los árbitros, nos van a dejar ganar, nos sacarán del partido a base de pitarnos faltas injustas y de no pitarles nada a ellos…
[/av_textblock]

[av_image src=’https://tiempoextrabasket.online/wp-content/uploads/2017/06/dubi-450×335.jpg’ attachment=’2349′ attachment_size=’medium’ align=’center’ styling=” hover=” link=” target=” caption=” font_size=” appearance=” overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ animation=’no-animation’ admin_preview_bg=”][/av_image]

[av_textblock size=” font_color=” color=” admin_preview_bg=”]

Luchamos contra todos los elementos

Pues todas nuestras sospechas se cumplieron en el inicio del partido, la defensa del Madrid fué asfisiante, los contactos con las manos de los blancos permitidos por los árbitros y nuestra inspiración en ataque que no aparecía.

El parcial del primer cuarto dejó un 11-16 en el marcador, aunque por momentos la diferencia fué mayor, algo parecido sucedió en el segundo cuarto hasta que se desató el vendaval taronja y arrasó con todo.
[/av_textblock]

[av_textblock size=” font_color=” color=” admin_preview_bg=”]

Segundo tiempo para recordar

El partido llegó igualado al descanso, pero con mejores sensaciones para los nuestros. Después de estar sufriendo ante el Madrid el equipo encontró la forma de parar sus ataques y conseguir anotar de manera regular.

La defensa fué la clave dejar el marcador visitante en 51 puntos al final del tercer cuarto permitió al equipo creer en la victoria y en que las cosas se estaban haciendo muy bien. La fortaleza mental es muy importante siempre, pero más cuando se llevan disputados 68 partidos en una temporada, todos los jugadores llegan tocados físicamente en un deporte de contacto como es el baloncesto, pero quien sabe sobreponerse a esta situación tiene ventaja.

Guillem Vives y Rafa Martinez 

Tanto Guillem como Rafa no llegan en su mejor estado físico a esta eliminatoria, pero es el momento de darlo todo, la aportación de Vives fué ayer vital porque minó aún mas la moral del rival. Cuando el equipo blanco, intentaba defender la zona y evitar puntos fáciles llegó Vives y les castigó con tres triples consecutivos.
[/av_textblock]

[av_one_full first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_codeblock wrapper_element=” wrapper_element_attributes=”]


[/av_codeblock]

[/av_one_full][av_textblock size=” font_color=” color=” admin_preview_bg=”]

Juego en equipo

La clave ayer fué como otros muchos partidos, el juego en equipo. Todos aportaron en defensa y en ataque, Will Thomas hizo su mejor partido con la camiseta taronja, Luke Sikma mostró un repertorio en ataque que no habiamos visto hasta ahora, Romain Sato trabajó en defensa y apuntilló con dos triples.

Dubjlevic y San Emeterio

Los dos pilares del equipo sin duda con el montenegrino y el cántabro, ayer ambos tuvieron momentos de inspiración en ataque pero también trabajaron en defensa tanto o más que en ataque.

Ayer todos los jugadores taronja tenían claro que había que trabajar por y para el equipo. Y está es la llave que puede abrir el viernes a puerta de la gloria.
[/av_textblock]

[av_one_half first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_codeblock wrapper_element=” wrapper_element_attributes=”]


[/av_codeblock]

[/av_one_half][av_one_half min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_codeblock wrapper_element=” wrapper_element_attributes=”]


[/av_codeblock]

[/av_one_half][av_one_half first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_codeblock wrapper_element=” wrapper_element_attributes=”]


[/av_codeblock]

[/av_one_half][av_one_half min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_codeblock wrapper_element=” wrapper_element_attributes=”]


[/av_codeblock]

[/av_one_half]