El Lointek Gernika Bizkaia ha quedado eliminado de la Eurocup después de caer por 69-40 en la pista del CBK Mersin turco y perder así los 24 puntos de renta con los que encaraba este partido del vuelta del ‘playoff’ de la segunda competición continental.

El partido se aplazó por los casos de Covid del equipo vasco y se fijó la fecha, después de varios intentos de FIBA de adelantar el partido el dia 4 de Enero, pero las circunstancias externas en las que se disputó el encuentro marcaron el desarrollo del mismo, como han relatado los propios protagonistas.

  • Se acuerda realizar PCRs a las jugadoras a la llega a Turquía, se realizan en Estambul y todas son negativas.
  • Cucurova exige realizar ellos mismos las pruebas, resultando Belén Arrojo positivo, rápidamente se realiza una prueba de contraste de la que no se obtiene el resultado hasta después del partido siendo negativa. Por este motivo Mario López solo puede disponer de 8 jugadoras para el partido.
  • Se cambia el pabellón para jugar en el Edip Buran, con capacidad para 1.750 personas, donde se suceden continuas interrupciones de la megafonia y de una sirena “nuclear”.
  • El arbitraje fue totalmente casero, a Tinara Moore, Roselis Silva y Angela Bjorklound les señalaron cuatro personales y a Melisa Brcanicovic cinco. 
  • Mario López se ha quedado en Turquía con Belén Arrojo porque no la dejan salir del país hasta tener una segunda PCR negativa.

Gernika intentó que no se jugase el partido en las condiciones que se disputó, pero recibió la amenaza de una multa de 25.000 euros y la expulsión de la competición. 

Las mofas del equipo turco, además de las que tuvo que sufrir el equipo, se trasladaron a la redes sociales donde difundieron un video con texto It was a sweet, yet short dream! (Fue un sueño dulce pero breve).

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter