VICTORIA PLÁCIDA PARA LLEGAR A CUARTOS DE FINAL


EuroCup Octavos de final: Valencia Basket 98 - Hamburg Towers 80

VALENCIA BASKET (98)
(19 – 29 – 25 – 25)

Hermannson (10), López-Arostegui (9), Claver (9), Rivero (21), Tobey (8) – cinco titular – Dimitrijevic (-), Puerto (8), Pradilla (8), Dubljevic (15), Van Rossom (7) y Jiménez (3).

 

HAMBURG TOWERS (80)
(22 – 19 – 17 – 22)

Brown (15), Homesley (14), Di Leo (-), Hinrichs (3), Kotsar (23) – cinco titular – Walker (-), Rich (2), Meisner (9), Christen (-), Bluiett (5), Edigin (4) y Hollatz (5).


Partido correspondiente a los octavos de final de la 7DAYS EuroCup, disputado en el Pabellón Municipal de la Fuente de San Luis ante 5.386 espectadores. Los árbitros para este encuentro fueron Matej Boltauzer (ESL), Rain Peerandi (EST) y Hugues Thepenier (FRA).

RESUMEN

La Fonteta, pese a estos días de vacaciones y al día tan lluvioso que salió, invitando a quedarse en casa, presentó una gran entrada para presenciar la primera final de esta temporada. El partido de octavos de final de la Eurocup entre el Valencia Basket y el Hamburg Towers, a partido único, que el equipo valenciano afrontaba sabiendo que el día anterior, y contra todo pronóstico, el Ratiopharm Ulm había eliminado al Joventut de Badalona, por lo que los taronja ya iban sobre aviso.

Aun así, comenzaron un poco fríos los valencianos que encajaron un 2-6 de inicio, que contestaron con un parcial de 10-6 para empatar a 12 en el minuto 5. La clarividencia ofensiva de Xabi López-Arostegui y el gran trabajo en defensa de Jasiel Rivero fueron la base de esta pequeña remontada. Pero la dificultad para cerrar el aro en defensa daba muchas segundas opciones a los alemanes. La entrada en pista de Dubljevic y Van Rossom, que se llevó la ovación de la Fonteta en el momento de su esperada reaparición tras su lesión, parecía darle al equipo un nuevo aire para encarar los últimos minutos del primer periodo, pero los continuos fallos en defensa suponían un gran lastre que impidió al Valencia Basket dar la vuelta al marcador. (19-22, minuto 10). El equipo de Peñarroya necesitaba subir la intensidad defensiva y tener un poco más de paciencia en ataque. Y así sucedió en unos primeros compases en los que el juego interior taronja comenzó a imponerse en ataque, pero el acierto de los jugadores alemanes los seguía manteniendo por delante en el partido. Una canasta en penetración de Martin Hermannsson puso por delante a los valencianos (31-30, minuto 15) pero un triple de Walker devolvió la iniciativa a los alemanes. Necesitaba el Valencia Basket más acierto ofensivo y cerrar mejor el rebote. En los últimos minutos antes del descanso, la intensidad de Rivero y la aparición tanto en ataque como en defensa de Víctor Claver dio al equipo valenciano ese punto más que necesitaban para empezar a cambiar el resultado y marcharse al descanso con un marcador favorable de 48-41 que evidenciaba por un lado la gran mejoría taronja y por el otro que el Hamburg empezaba a perder acierto ofensivo y frescura en su juego.

Tras el paso por los vestuarios los dos equipos salieron muy espesos ofensivamente, pero la superioridad interior de Valencia Basket, ya palpable en ese momento, y la mayor intensidad defensiva evitaron males mayores. Poco a poco, el equipo valenciano fue, sin prisa pero sin pausa, aumentando su ventaja (60-48, minuto 25) y el Hamburg se aferraba a su trío de anotadores, Brown, Homesley y Kotsar para que el partido no se le escapara. Pero ante un equipo aspirante a todo, no basta tener tres buenos jugadores y la ventaja poco a poco iba en aumento (73-58, minuto 30). Durante los primeros minutos del último periodo, a los de Peñarroya les bastaba con seguir fuertes en defensa y aprovechando su superioridad interior para que la ventaja siguiera creciendo. Tras canastas de Rivero y Dubljevic Valencia Basket alcanzó la máxima ventaja, 83-63 en el minuto 35, y el partido parecía ya mas que sentenciado. Lo intentó el Hamburg, sin demasiada convicción, y aguantó el Valencia Basket. Al final, 98-78 y a esperar rival en cuartos de final.

CLAVES DEL PARTIDO

EL POSTE BAJO
DE VALENCIA BASKET

Más concretamente el dúo formado por Bojan Dubljevic y Jasiel Rivero, que se juntaron para apuntillar a Hamburg Towers desde el poste bajo. Con una gran clarividencia y con mucho acierto y garra, los jugadores taronjas fueron superiores en la pintura y se combinaron para hacer 36 puntos, 13 rebotes, 2 asistencias, 4 robos, 2 tapones para un total de 44 puntos de valoración.

DOMINIO TARONJA
DEL REBOTE

El control del rebote, claramente favorable a los valencianos (38-23), fue otra de las claves del partido. El cuadro taronja fue capaz de capturar casi los mismos rebotes defensivos que el total de los rebotes del cuadro alemán (22-23).

LA ACTUACIÓN
DE MAIK KOTSAR

El pívot estonio del conjunto alemán tuvo un gran acierto durante todo el partido, siendo clave en las segundas acciones de su equipo así como haciendo que los interiores de Valencia Basket tuvieran que esforzarse más para poder pararlo. Acabó el partido con 23 puntos (10/11 en T2), 6 rebotes, 2 robos y 4 faltas recibidas para un total de 28 puntos de valoración.

EL DATO

15 PÉRDIDAS DE VALENCIA BASKET

De nuevo, demasiadas pérdidas para los taronja que, por momentos, impidieron que Valencia Basket diera la vuelta al marcador y se impusiera antes sobre el equipo alemán. El pívot montenegrino Bojan Dubljevic con 4 pérdidas de balón, seguido de Jasiel Rivero con 3, fueron los jugadores taronja que menos cuidaron el balón.

LOS MÁS

JASIEL RIVERO

La intensidad, la garra y la fuerza del “Papi” una vez más, providenciales. El mejor del partido, con muchísima diferencia. Terminó el partido con 21 puntos (8/8 en T2), 4 rebotes, 3 robos y 4 faltas recibidas para un total de 25 puntos de valoración.

XABI LÓPEZ-AROSTEGUI

Su acierto ofensivo y su verticalidad mantuvieron al equipo en los peores momentos y lo convirtió en una amenaza constante para la defensa alemana.

LOS MENOS

JAIME PRADILLA

Flojo el partido del aragonés, que aun así aportó mucho en defensa y se mostró muy superior a los interiores alemanes bajo el aro.

NENAD DIMITRIJEVIC

También volvía hoy Nenad tras su enfermedad, con una suerte muy distinta a la de Van Rossom. Se le vio precipitado, fallón y falto de ritmo, aunque también dejó asistencias de mucho mérito.

, ,

GALERÍA DE FOTOS

FOTOGRAFÍA: FIBA

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter