Los integrantes de la plantilla no rusos -tanto técnicos como jugadores-, han tomado la decisión de abandonar el club y el país ante los últimos acontecimientos y las recomendaciones de las embajadas de sus estados de origen. El propio Zenit ya había dado antes libertad a su personal no ruso para irse del país. 

Con esta situación, el Zenit se va a ver ya con un total de 10 bajas, pues Tyson Carter, Jordan Loyd, Billy Baron, Conner Frankamp, Alex Poythress, Mateusz Ponitka y Jordan Mickey se unen a las salidas de los lituanos Mindaugas Kuzminskas y Arturas Gudaitis, que han vuelto a su país por presiones de su gobierno, y a la del estadounidense Shabazz Napier, que ha abandonado el Zenit por razones extradeportivas a las que se ha sumado la guerra.