Los 18 equipos que compiten en la Turkish Airlines EuroLeague, reunidos este viernes, han tomado las siguientes decisiones:

1- Definir un plan que traslade temporalmente todos los partidos programados para jugarse en suelo ruso a otras sedes fuera del territorio de la Federación Rusa.

2- Los partidos que involucren a equipos rusos programados para jugarse en territorio no ruso se seguirán jugando según lo programado.

3- Se suspende el partido CSKA Moscú vs. FC Barcelona que estaba previsto para el domingo 27 de febrero.

Las decisiones se han tomado para proteger la integridad de la competición, permitiendo que los equipos continúen defendiendo su derecho a competir en la cancha, aislando el deporte de cualquier acción política. Asimismo, las decisiones anteriores están en línea con la máxima prioridad de Euroleague Basketball, de proteger la integridad de los jugadores, entrenadores, aficionados y personal sin correr el más mínimo riesgo.

Euroleague Basketball continuará monitoreando la situación, incluidas las regulaciones impuestas por las autoridades nacionales e internacionales, y adoptará los cambios necesarios a las decisiones anteriores si es necesario. Estas decisiones también tendrán su reflejo en la Eurocup. 

Euroleague Basketball, en nombre de sus clubes, quiere condenar enérgicamente cualquier acto de guerra como los que lamentablemente están ocurriendo en Ucrania. Los clubes permanecen unidos en su propósito de usar el poder del baloncesto para unir comunidades. Euroleague Basketball abraza y celebra la diversidad, que está ampliamente presente en sus comunidades y en el núcleo de todos los equipos. Tal diversidad se entiende profundamente ligada al valor del respeto, promoviendo la libre expresión de opiniones diferentes. La violencia de cualquier tipo es contraria a tales valores y no se tolera ni se acepta como forma de defender la opinión o posición de nadie.