El Club Bàsquet Sant Antoni seguirá contando esta temporada con el norteamericano Byron Richards, cuya magia y experiencia serán claves para que la entidad de Portmany consiga sus objetivos en la histórica campaña en la LEB Plata. El ala-pívot, que tiene 31 años y mide 1,99 metros, ya dejó muestras de su calidad el curso pasado en la EBA, hasta que problemas con su documentación impidieron que continuara jugando para la escuadra isleña, con la que se perdió la parte final de competición.

El jugador, que tiene pasaporte jamaicano, ya podrá estar a las órdenes de Carlos Flores después de solucionar toda su situación en España. “Es una noticia alegre para todos nosotros, después de unos meses muy tristes y duros para Byron, a la espera de que las instituciones pertinentes nos dieran la confirmación de su documentación”, explica Jordi Grimau, director deportivo del CB Sant Antoni.