Hereda Ourense y Bueno Arenas Albacete son de LEB Oro

Sacando el mayor rédito posible del factor cancha, tanto el Hereda Ourense Baloncesto como el Bueno Arenas Albacete han conquistado en la noche de este sábado las dos últimas plazas de ascenso a la Liga LEB Oro. Dos promociones que han llegado con sufrimiento tanto para un COB que tuvo que remontar como para un conjunto manchego que tuvo que recurrir a la prórroga y en las que sus respectivas aficiones fueron determinantes para que ambos puedan acompañar al campeón Grupo Alega Cantabria a la máxima competición LEB.

Hereda Ourense y Bueno Arenas Albacete LEB Oro
Hereda Ourense y Bueno Arenas Albacete LEB Oro

La Liga LEB Oro conoce ya a los que serán sus tres nuevos equipos para el nuevo curso tras la conclusión, en la noche de este viernes, de la Liga LEB Plata. Un camino que había dado comienzo con la promoción del Grupo Alega Cantabria como campeón de Liga y que ha finalizado con los ascensos de Hereda Ourense y Bueno Arenas Albacete ante sus respectivas aficiones. 

Habían vencido por 8 puntos en el encuentro de ida en Pamplona, pero en el Hereda Ourense no se fiaban lo más mínimo de un EnerParking Navarra que había llegado al Pazo dispuesto a invertir la serie. Y así lo manifestaron durante un buen número de minutos los jugadores navarros, salvando en primer lugar el gran inicio de partido del COB para poder prolongar su acierto a lo largo de un segundo cuarto que comenzaba a invitar al optimismo pamplonés. Hasta tal punto que los visitantes llegaron a gozar hasta en dos ocasiones de unas rentas de 14 puntos que hubieran supuesto su ascenso. Dos rachas cortadas de raíz por sendos tiempos muertos de Guillermo Arenas quien supo devolver a sus jugadores a la serie con la complicidad de unas gradas volcadas con su equipo. Una labor rematada por un Carter estratosférico durante la segunda parte así como por un Javi Marín muy sólido en la dirección. De este modo, el Hereda Ourense minimizó los efectos de su derrota más dulce para poder regresar a la Liga LEB Oro un año después de su descenso (81-84).

En el punto geográfico opuesto, el Pabellón de El Parque de Albacete registró un ambiente muy similar al del Pazo para poder llevar a su equipo en volandas hacia el ascenso de categoría. Especialmente en una prórroga a la que se llegó tras 40 minutos de intercambio de golpes y en la que el Valencia Basket no pudo resistir ya el último arreón manchego. Y eso que el conjunto taronja llegó a tener la eliminatoria en su mano durante el tiempo reglamentario, pero un lanzamiento de Blat a 3 segundos del final forzó un tiempo extra en el que la historia de la serie cambió por completo. Porque una vez en ese punto, los de David Varela fueron ya un auténtico rodillo a la hora de poder certificar su histórico ascenso a la Liga LEB Oro.