El joven escolta catalán, que cumplirá 20 años en noviembre, fue campeón de Europa con la selección española sub-18 en 2019. Se ha formado en la cantera del Barça y ahora aportará su calidad en el equipo de Portmany.

El Club Bàsquet Sant Antoni sigue reforzando su plantilla para la histórica e ilusionante temporada en la LEB Plata, en la que debutará esta campaña 21-22. El último en incorporarse a las filas de la entidad de Portmany es el escolta Pau Carreño, un talento catalán que en noviembre cumplirá 20 años y que dará mucho que hablar en el equipo que entrenará un curso más Carlos Flores. La llegada de Carreño es la segunda para el bloque ibicenco, que ya se hizo con los servicios del joven base-escolta Aleix Haro.

Pau Carreño es un jugador de 1,92 metros de estatura que se ha formado en las categorías inferiores del Barça, en los últimos años como integrante del filial catalán en la LEB Plata, por lo que su experiencia en la competición será clave para el Sant Antoni. En la tercera categoría estatal, la temporada pasada el escolta promedió 16.5 minutos por partido jugado, con 5,2 puntos (un acierto del 40% en tiros de dos, un 26.8 en lanzamientos de tres y un 55% en los libres).

El nuevo miembro del conjunto pitiuso se encuentra concentrado con la selección española sub-20 para preparar la FIBA Youth European Challenger, competición que se llevará a cabo entre los días 20 y 25 de julio en la República Checa.

Además, Carreño se proclamó campeón de Europa sub-18 con el equipo nacional en el año 2019.