Johnny Dee es el segundo jugador en aceptar el reto de LEB Oro con Movistar Estudiantes. El escolta estadounidense (1,83m., 1992) llega procedente del Acunsa GBC, equipo con el que logró su segundo ascenso a Liga Endesa en 2020. Tirador muy fiable que cuenta con 3 temporadas de experiencia en la categoría, asegura que «es un orgullo poder ser parte de un club tan grande»

Nacido en Denver, Johnny Dee procede de una familia de deportistas. Padre jugador de la NFL, madre atleta, hermana jugadora de baloncesto… ¡Y abuelo oro olímpico! Don Dee, abuelo paterno de Johhny, fue parte de la selección estadounidense que venció en Mexico 68.

Formado en la Universidad de San Diego (NCAA1), salió de allí como un auténtico referente: líder histórico en puntos y triples (anotados y lanzados), nombrado en el mejor quinteto de su conferencia en dos ocasiones, y en varias como jugador de la semana.

En su primer año como profesional, recaló en primer lugar en el HKK Siroki bosnio, para después pasar a Polonia. Tanto con el equipo balcánico como con el Polpharma Starograd Gdanski dejó muy buenas sensaciones, destacando como un anotador fiable.

Esta 2021-22 será su quinta temporada en España, tras 3 en LEB Oro y una en Liga Endesa. En el verano de 2017 se unió a las filas de Saenz Horeca Araberri, finalizando el curso con 15,9 puntos, 3,2 rebotes, 2,5 asistencias y un 47,5% en triples.

Ese gran porcentaje desde fuera del arco ha sido una constante, quedando siempre por encima del 40%. Con Coosur Real Betis, también en LEB Oro, firmó un 43,7%, con 12,1 puntos por encuentro y logró su primer ascenso a Liga Endesa.

Llegó a San Sebastián para la temporada 2019-20, en LEB Oro, logrando de nuevo el ascenso (15,2 puntos) y continuando en la siguiente campaña en ACB. En esta última temporada con Acunsa GBC, su primera en Liga Endesa, fue de los jugadores más destacados y colaboró en las victorias de los suyos, con 6 partidos con 20 o más puntos.