El entrenador canario Claudio Garcia anunció que “Un familiar suyo está pasando un grave problema de salud y ha sido la jugadora la que ha pedido salir. Primero la familia y las personas antes que el baloncesto, aunque sea muy complicado para nosotros, que lo es”, comenta al respecto.

De esta forma, se convierte en la tercera jugadora que se ha marchado del combinado durante la presente campaña (después de Kalis Loyd y Jovana Nogic). 

Se trata una baja importante después de haber disputado un total de 22 partidos, con promedios de 15.1 puntos, 5.5 rebotes y 1.2 asistencias para alcanzar un crédito de valoración de 14.7 puntos.