El regreso de Carmen Grande (base, 1,76m., 1997) es el primer fichaje de Movistar Estudiantes para la Liga Femenina Endesa 2020-21. Tras brillar en NCAA, batiendo récords de asistencias, vuelve a España en la que ya fue su casa durante su formación.

La base madrileña Carmen Grande (1,76m., 1997) vuelve a casa. Tras un muy exitoso periplo por la NCAA, donde ha brillado en todas las temporadas disputadas, Movistar Estudiantes será primer equipo post-universitario para la directora de juego.

Tras las renovaciones de Alberto Ortego y María Espín, es la tercera pieza del proyecto de Liga Femenina Endesa 2020-21 de Movistar Estudiantes.

Grande dio el paso a la NCAA tras unas impresionantes temporadas en el baloncesto madrileño. Después de sus inicios en Tres Cantos, llegó a Estudiantes, y dio un paso por Rivas antes de saltar el charco.

En el basket regional acumula títulos FBM y medallas en los Campeonatos de España, pero también fue el lugar de sus primeros contactos con el baloncesto profesional. Y es que Carmen Grande llegó a debutar en Liga Femenina 2 con Tuenti Móvil Estudiantes y en Liga Femenina con Rivas Ecópolis.

Ya en Estados Unidos, tres temporadas Ball State y una en Ohio State avalan su grandísimo rendimiento. En Ball State, no salió desde el banquillo ni una sola vez (96 partidos), dejando muy buenas sensaciones y estadísticas desde su primer año.

Si alguno fue especialmente bueno, ese fue el tercero, su año senior (2017-18). Con 11,5 puntos, 3,8 rebotes, 2,6 robos y ¡9,2 asistencias! Carmen Grande terminó la temporada como segunda máxima asistente de la NCAA. Además, fue elegida en el tercer equipo y en el primer equipo defensivo de la Mid-American Conference.

Pero más allá de todo esto, Carmen Grande se convirtió en una de las mejores jugadoras de esta universidad. Siempre entre las 5 mejores pasadoras del país, se convirtió en la mayor asistente de la historia de Ball State, liderando a un equipo que, durante los 96 partidos que disputó, obtuvo un récord de 68-28.

Su último año de NCAA transcurrió en Ohio State. Allí compaginó una temporada en la que siguió ofreciendo un gran rendimiento con su Máster en ingeniería.

[cluster categorias=”454″ menos=”28934″]