Megan Walker y Janelle Bailey han tomado la decisión de abandonar el Tenerife sin avisar previamente al club. El pasado jueves no acudieron al entreno y cuando se intentó localizarlas ya se encontraban fuera de España. Por ello, la entidad morada ha decidido iniciar el proceso de denuncia ante la FIBA, ya que ambas jugadoras se encontraban al corriente de pago y no tenían motivos para dejar la disciplina tinerfeña. Asimismo, la semana pasada el club llegó a un acuerdo de desvinculación con Macarena Rosset e Ivana Tikvic. Además en el partido del fin de semana Gaby Ocete tuvo que retirarse por lesión y habrá que esperar las pruebas que determinen su período de baja. 

En los próximas días el club anunciará las incorporaciones para suplir estas importantes bajas para el equipo.