La pívot estadounidense Kristina Higgins y el club vitoriano han acordado rescindir la vinculación que les unía para la próxima campaña debido a los problemas que estaban sufriendo ambas partes para la obtención del visado de residencia y trabajo.

Por lo tanto, el Araski tendrá que salir nuevamente al mecado para reforzar un juego interior que actualmente cuenta como únicas inquilinas con Laura Pardo, Bea Sánchez y Tamara Seda. Por fuera, el equipo ya está configurado con las bases Izaskun García y María Asurmendi, y las exteriores Katarina Zec, Tanaya Atkinson, Julia Gladkova y Gracia Alonso de Armiño.