La alero, de 22 años y 1.78 metros de altura, se caracteriza por sus ganas de progresar, ambición y compromiso. En el último ejercicio disputó un total de 24 encuentros, pertenecientes a la liga regular, disponiendo de una media sobre el terreno de juego de 16:15 minutos. Registró así un promedio de 5.5 puntos, 3 rebotes y 1.8 asistencias para alcanzar un crédito de valoración final de 7.3 puntos. 

La deportista canaria explica, mediante una nota de prensa remitida por el club, las razones que le impulsaron a aceptar la propuesta de renovación. “El club ha sido mi casa estos últimos cuatro años. Hemos pasado por todo, desde una Copa de la Reina y play off, hasta un descenso, una pandemia que nos impedía llegar hasta el play off y, por fin, aún con la pandemia en medio, llegamos a donde esperábamos. No podía perderme la vuelta a la máxima categoría”, ha señalado.

Centrándose en sus expectativas para la próxima temporada en la Liga Femenina Endesa, la canaria enfatiza: “Es  un peldaño que vamos a subir y será muy diferente a la temporada que acabamos de terminar. Los equipos son más físicos y tácticos, así que nos toca dar un paso adelante y mostrar que estamos en ese nivel”.

Por otra parte, Natalia Rodríguez ha dedicado unas palabras a la afición. “Han estado ahí en los mejores momentos a pesar de las circunstancias de la pandemia, pero, sobre todo, han estado en los peores momentos. Así que, solo puedo decirles que este año, les necesitamos más que nunca para volver con esa identidad que define a Ferrol, su afición. Que pase lo que pase en cada jornada, queremos sentir el calor, los Ruxidos y su pasión por el baloncesto. Nos vemos en A Malata”.