Tras llegar a los San Antonio Spurs en la operación que ha llevado a Thaddeus Young a los Toronto Raptors, Goran Dragic ha acordado con la franquicia texana la rescisión de su contrato.

A Goran le restan por cobrar buena parte de los 19 millones que tenía garantizados para esta temporada, al final del cual habría sido agente libre sin restricciones. En las próximas 48 horas cualquier equipo podría reclamar su contrato actual y ocupar su espacio salarial con dicha cantidad. Pero lo más normal es que los interesados esperen a poder firmarle con un contrato desde cero. 

Entre los candidatos a hacerse con los servicios del esloveno aparecen con mucha fuerza los Lakers, que no movieron ficha en el mercado recién acabado y que buscan refuerzos como sea. También están los Golden State Warriors y los Chicago Bulls, ambos con plantillas muy potentes y que están jugando muy bien y que podrían reforzarse con un jugador que asegura veteranía y talento a pesar de sus 35 años.