La NBA ha anunciado un nuevo formato para el Rising Stars dentro del escenario del All-Star Weekend que este año se celebrará en Cleveland entre los días 18 y 20 de febrero. En lugar del habitual partido que enfrentaba al Team World y al Team USA —y que anteriormente se definía como Rookies vs Sophomores—, esta edición del Rising Stars contará con tres partidos entre cuatro equipos de novatos, jugadores de segundo año y, por primera vez, componentes de la G-League, en concreto del Ignite.

En el evento participarán 28 jugadores —doce novatos, doce sophomores y cuatro G-League—, los cuales se dividirán en cuatro equipos compuestos por siete jugadores cada uno. Esta selección de jugadores será realizada por los entrenadores asistentes de la NBA, mientras que los cuatro representantes de la Liga de Desarrollo serán elegidos por los entrenadores jefe de dicha competición.

Cada equipo será dirigido por un miembro de la lista de los 75 mejores jugadores de la historia y técnicos asistentes del All-Star Game de 2022 en una fecha anterior a la disputa del mini-torneo. Cada uno de los equipos contará con uno de los jugadores de la G-League.

Cada uno de los partidos no tendrá un tiempo definido sino que este se acabará cuando se alcance una puntuación determinada. Los dos primeros partidos, correspondientes a las semifinales, se jugarán hasta que uno de los dos equipos alcance los 50 puntos. El tercer encuentro, la final, tendrá como ganador al equipo que alcance primero los 25 puntos anotados.