El pívot LaMarcus Aldridge anunció que se retira del baloncesto como jugador tras un reciente problema de salud. Aldridge anunció su decisión en las redes sociales explicando que recientemente jugó un partido con unos latidos cardíacos irregulares y que su condición empeoró. 

En 2007, Aldridge fue diagnosticado con el síndrome de Wolff-Parkinson-White, un síndrome cardíaco poco frecuente que puede ocasionar una muerte súbita. 

Aldridge protagonizó uno de los grandes bombazos de la temporada en la NBA después de su fichaje por los Brooklyn Nets. La llegada del veterano jugador completaba un quinteto de ensueño junto a Irving, Harden, Durant y Griffin y les convertía en los máximos favoritos al título.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter