Los Warriors consiguen el anillo

Los Golden State Warriors consiguen el anillo, cuatro años después.

Stephen Curry, que terminó con 34 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, fue elegido de forma unánime como el MVP de la final. Lo hacen además ganando en Boston, algo que solo lo habían logrado los Lakers del 85

Los Celtics volvieron a cometer muchas pérdidas, su gran lunar durante toda la serie, y permitir demasiados rebotes ofensivos a su rival, demasiadas segundas oportunidades. Desde ahí se forjó el dominio visitante.

Desde ahí, y desde la inspiración de su estrella Curry, que venía de un gris quinto partido y buscó desquitarse. Otro apunte de la derrota de Boston fue que de nuevo no pudo tirar del banquillo. La segunda línea verde volvió a no aportar prácticamente nada en ataque. Otro partido muy largo para los Celtics que se saldó con derrota.

Warriors se fue de cara al descanso con un parcial de +10 que le permitió llegar con una ventaja de (54-39), y dejando la sensación de que Boston no podría hacer nada para cambiar la situación. Así fue, Golden State dominó de forma apacible hasta el final, hasta el anillo, el séptimo de la franquicia.

Ademas de Curry en Golden State destacaron Wiggins, 18 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 4 recuperaciones, otra de las claves de toda la serie final, Poole, 15 puntos desde el banquillo, algo que nunca tuvo los Celtics, un jugador de gran aporte en la segunda línea, Green, 12 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias, haciendo de todo, y Thompson, 12 puntos y 5 rebotes.

En los Celtics Brown se fue hasta los 34 puntos y 7 rebotes, asumiendo muchos tiros dada la fuerte defensa que sufrió la estrella del equipo Tatum, que se quedó en 13 puntos y 7 asistencias. Horford lo dio todo con sus 19 puntos y 14 rebotes, y Robert Williams brilló desde la defensa, 10 puntos, 7 rebotes y 5 tapones. El banco, cinco puntos entre todos, otra de las tónicas de toda la final, y otro motivo de su derrota.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter