El dos veces MVP de la NBA Stephen Curry logró mantenerse por encima de Bradley Beal para asegurar el título de mejor anotador de la liga. Con sus 46 puntos ante los Grizzlies, Stephen Curry logró ganar este galardón promediando 32 puntos por partido.

A sus 33 años, Curry ha conseguido anotar el 42.1% de los triples que ha intentado esta temporada lanzando 12.6 por partido, unos números superiores a los que logró en sus temporadas de MVP (2015 y 2016).

El base de los Warriors se ha convertido además en el primer jugador de 33 años o más en ganar el título anotador desde que lo hiciera Michael Jordan en la temporada 1997-98, en la que sumó 28.7 puntos por partido con 35 años. Se une además al propio Jordan, Wilt Chamberlain y Kareem Abdul-Jabbar como únicos jugadores en ganar varios títulos anotadores, MVPs y anillos de campeón.