Llega la Final Four de la NCAA

Autor: Gustavo Mariño

Síguele en Basket Americano

El camino termina aquí, este fin de semana. Los 4 mejores programas de baloncesto universitario del año, disputan en Indianápolis la Final Four. Una de las fechas marcadas en rojo para los aficionados al baloncesto

Cerveza, aperitivos y sospechosas bajas laborales. Audiencias desorbitadas y ebullición en redes sociales. Solo quedan 4. Se plantean dos preguntas: ¿podrá alguno de sus rivales evitar el choque final entre Baylor y Gonzaga? Y de no ser así ¿por cuál de estas dos superpotencias apostar en el partido del campeonato?.

Los Bulldogs de Gonzaga se las verán con el invitado sorpresa: UCLA. La universidad californiana culminó un Marzo de ensueño eliminando a Michigan en Elite 8 y trepando a la Final Four desde lo más profundo de las eliminatorias previas (First Four). Su presencia ya es un premio pero la repercusión mediática que supondría dejar fuera a los Zags es super atractiva. El fusil de Johnny Juzang es su mejor arma. Cubriéndole, el mejicano Jaime Jaquez y un equipo sólido sin florituras dirigido por Mick Cronin.

Baylor tendrá que exprimirse a tope: Houston Cougars llega sin ningún tipo de complejo. Es un proyecto que ha ido madurando en los últimos años y siente que este es su momento (en segunda ronda frente a Rutgers estaban fuera a falta de 5 minutos y remontaron). Un estilo de juego definido, una defensa pegajosa y varios jugadores en estado de gracia: Quentin Grimes ya no es el chico deprimido del primer año en Kansas. Tiene confianza y acierto, un superclase. DeJon Jarreau dirige las operaciones de un colectivo capaz de tejer una tela de araña que cambie el sujeto de la famosa frase por un: “Baylor, tenemos un problema”.

Con todo, Gonzaga y Baylor parecen jugar a otra cosa y es fácil pensar que el día 5
terminarán por ajustarse las cuentas.

Los de Mark Few no conocen la derrota y parecen una selección All-American: Jalen Suggs, Cory Kispert, Drew Timme, el francés Joel Ayayi y Andrew Nembhard (un transfer de Florida que ha encajado a la perfección). Gonzaga jugó la Final Four’17 y no deja de hacer las cosas bien. Convendría ir memorizando este quinteto porque la superioridad con la que han transitado por el March Mandness parece conducirles al primer título Nacional de su historia.

Con el permiso de Baylor claro. Los tejanos, protagonistas de principio a fin, solo se vieron perjudicados por el parón Covid. Pero han vuelto con más fuerza y con todo el “hype”. ¿Cómo no enloquecer con semejante arsenal? : Jared Butler, MaCio Teague y Davion Mitchell anotan sin querer, lanzan o dividen la zona mientras desayunan. Un trío así no se ve todos los días. Súmale jugadores interiores capaces de producir a ambos lados y la dirección de Scott Drew, otro de esos entrenadores que ya están tardando en ser campeón. El resultado: un equipo sin fisuras, un contender. 

Suerte para todos y ojalá disfrutemos de un gran espectáculo.

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter