La asistente de los Spurs está cerca de llegar a un acuerdo con Las Vegas Aces, con quienes firmará un contrato de cinco años que le convertirá en la entrenadora mejor pagada de la liga. Hammon, sin embargo, terminará antes la temporada con San Antonio, y se unirá a su nuevo equipo una vez que esto ocurra para preparar la próxima temporada.

En su paso por la WNBA como jugadora, Becky fue seis veces All-Star, y tras su retirada en 2014 pasó a convertirse en asistenta de Gregg Popovich, un rol en el que ha ido ganando más peso con el paso del tiempo. De hecho, hace exactamente un año se convirtió en la primera mujer en entrenar a un equipo de NBA durante un partido de que Popovich fue expulsado. Este verano, estuvo cerca de convertirse en entrenadora de los Portland Trail Blazers, pero estos finalmente se decantaron por Chauncey Billups.