La WNBA ha recibido la mayor inyección económica de la historia

La WNBA ha recibido la mayor inyección económica de la historia que jamás se haya visto en el deporte femenino. La liga norteamericana de baloncesto ha obtenido en la última ronda de inversión unos 65 millones de euros, informó la WNBA este jueves. Entre los inversores sobresale el nombre de Pau Gasol.

El exjugador catalán y leyenda de la NBA es uno de los inversores minoritarios de esta operación, según ha relevado la propia competición, una ronda que ha liderado la compañía de ropa deportiva Nike, junto con empresarios de equipos NBA y WNBA, exjugadores como Baron Davis y Swin Cash, empresarios del sector tecnológico como Michael y Susan Dell, y en la que también figura la exsecretaria de Estado de Estados Unidos Condoleezza Rice.

Con esta inyección económica, la WNBA pretende desarrollar una estrategia de crecimiento “diseñada para generar nuevos ingresos invirtiendo en áreas prioritarias para la transformación del negocio de la liga a largo plazo”, indicó la liga en un comunicado. Entre esas áreas están la marca de la competición, la globalización de la WNBA o las áreas de recursos humanos y optimización de operaciones.